Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Festa abre para salvar vidas

Más de cincuenta usuarios hacen cola para donar sangre en las instalaciones del Patronato del Misteri

Personal sanitario y donantes, ayer, en la Casa de la Festa.

Personal sanitario y donantes, ayer, en la Casa de la Festa. INFORMACIÓN

Solidaridad y compromiso en Elche para atender las urgencias del ser humano. Más de cincuenta personas participaron ayer en una campaña de donación de sangre que organiza el centro de transfusiones de la Generalitat Valenciana y que tuvo como emplazamiento la Casa de la Festa, que se abría por primera vez al público después de más de cuatro meses clausurada a causa de la crisis sanitaria por el covid-19. Esta cita ya venía siendo habitual en las dependencias del Patronato del Misteri d'Elx e incluso en la pasada jornada se superaron las expectativas de participación. Desde primera hora de la mañana se empezaron a formar largas colas desde la salida, teniendo en cuenta que se desplegó un protocolo de seguridad y distancia social de metro y medio entre usuarios debido a la pandemia. Podían verse familias al completo y parejas, mientras que el perfil promedio de los donantes era de entre 35 y 45 años. Todos debían llevar mascarilla y a la entrada tenían que aplicarse gel hidroalcohólico.

La donación se realizó en la planta más baja de las instalaciones y una vez en el interior los usuarios se sometieron a una revisión médica donde el personal sanitario también preguntaba a los donantes si tenían sintomatología sugestiva de covid-19, sin que ayer se diera ninguno de estos supuestos, tal y como indicaba Miriam Navarro Beltrá, doctora del equipo móvil del Centro de Transfusiones de Alicante. En este sentido, desde la Generalitat Valenciana sugieren que aquellas personas que han tenido afecciones respiratorias o fiebre no acudan a donar por prevención. En cuanto al protocolo desplegado ayer es el habitual en estos momentos. Se disponen camillas desechables, los bolígrafos que usan los usuarios son individuales y después se los llevan a casa mientras que se guarda suficiente distancia interpersonal en la sala de recuperación para evitar aglomeraciones. Desde el Patronato hicieron previamente un llamamiento a la población para contribuir a salvar vidas mediante la donación e incluso estaba previsto que se le entregase un abanico a cada participante.

Demanda de grupos positivos

El personal sanitario reseña que durante el confinamiento se redujeron las campañas de donaciones sin llegar a paralizarse y por ello señalan que el compromiso de la población es esencial para seguir dando una respuesta eficaz en las operaciones y urgencias. Indican, además, que en estas dos últimas semanas los grupos sanguíneos más prevalentes están siendo el A+ y 0+, aunque los grupos negativos son también «muy necesarios», según reseñaba Miriam Navarro. Los requisitos para donar son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y evitar ir en ayunas. El máximo de donaciones al año es de cuatro, para los hombre,s y de tres, para las mujeres.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats