Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La calle Pedro Juan Perpiñán se llenará de paradas accesibles

El Ayuntamiento destinará otros 300.000 euros para crear nueve plataformas a lo largo del extenso eje

Una parada accesible de la avenida de la Libertad. |

El Ayuntamiento de Elche va a extender su modelo de paradas de autobús accesibles a la calle Pedro Juan Perpiñán. Una fórmula que ya está en las avenidas de la Libertad, Ferrocarril y de la Universidad y que implica poner una plataforma para facilitar a los usuarios subir y bajar del transporte público, obligando al autobús a detenerse en el carril de circulación. Un sistema controvertido, que ha encontrado defensores, pero también críticas porque los coches tienen que cambiarse de carril para seguir circulando.

La Concejalía de Movilidad (Compromís) está trabajando ahora mismo en la redacción del proyecto para poner en marcha estas infraestructuras a corto plazo en toda esa extensa calle del barrio de El Pla, donde hay nueve paradas, cuyo coste ascenderá a los 300.000 euros y la mitad será financiado con fondos europeos Edusi. Esta remodelación afectará a las líneas G, I, B, K1 Y K2. La edil del área, Esther Díez, ha defendido este sistema porque dice que está funcionando muy bien y se está ganando mucha agilidad, el autobús tarda menos en recoger o en que bajen los pasajeros.

En este sentido, la concejal descarta que se produzcan más atascos con este método y asegura que lo tienen medido con un ingeniero. «Los autobuses generan menos retención que cuando se meten a la parada, ta que no pueden hacerlo cien por cien bien. Si hay coches mal aparcados o la entrada no es muy fácil el autobús acaba entrando mal y quedándose la parte trasera invadiendo el carril, lo que supone que el coche que viene detrás tiene que cambiar», explica.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats