Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche redoblará la seguridad en la semana de fiestas con el despliegue de 1.700 policías

El control de las aglomeraciones para evitar botellones en puntos como la UMH, la Rotonda y el Hort de Baix serán los grandes objetivos del dispositivo especial u300 agentes patrullarán por la noche los días 13 y 14 de agosto

Reunión, este jueves, de la Junta Local de Seguridad en el Centro de Congresos de Elche. | ANTONIO AMORÓS

Reunión, este jueves, de la Junta Local de Seguridad en el Centro de Congresos de Elche. | ANTONIO AMORÓS

La pandemia impide que Elche pueda disfrutar por segundo año consecutivo de sus fiestas patronales en todo su esplendor. Pero, a diferencia de lo ocurrido en 2020, este agosto sí que se han programado una serie de actos para dinamizar la actividad cultural y económica de la ciudad. En paralelo a ello, y debido a la persistente amenaza del covid, la seguridad es una de las máximas prioridades de las autoridades locales, motivo por el que se ha organizado un dispositivo especial que redoblará la seguridad durante la semana de los días grandes con 1.700 agentes, pertenecientes a la Policía Local, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Autonómica.

El objetivo de este dispositivo será velar para evitar incidentes y contener los contagios en la celebración de las fiestas patronales, con especial hincapié en el control de los botellones y de las «zonas calientes» en las que más aglomeraciones se pueden producir. Estas zonas marcadas en rojo son los entornos de la Universidad Miguel Hernández (UMH), la Rotonda del Parque Municipal y el Hort de Baix, donde se han colocado los grandes escenarios musicales que acogerán los conciertos programados a partir del sábado. Dos de las noches más especiales del año en Elche, la del 13 y la del 14 de agosto, la Nit de l’Albà, que este año ha vuelto a ser suspendida, y la Nit de la Roà, serán especialmente vigiladas, con la presencia de 300 agentes repartidos por las principales calles del centro y los barrios ilicitanos.

Para organizar este dispositivo y coordinar las acciones que se van a llevar a cabo se reunió el jueves la Junta Local de Seguridad, encabezada por el alcalde, Carlos González, y con la presencia de los concejales de Seguridad, Ramón Abad, Fiestas, Mariola Galiana, e Igualdad, Mariano Valera, y los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La reunión estuvo orientada fundamentalmente a estudiar las medidas que se adoptarán para minimizar los contagios y garantizar la salud de los ilicitanos durante una semana en la que, como ocurrió el año pasado, los desfiles populares han quedado suspendidos para evitar aglomeraciones.

Situación atípica

«Estamos ante una semana muy importante para la ciudad desde el punto de vista de la seguridad y la protección de la salud. Será una semana atípica en la que tradicionalmente se celebran las fiestas», manifestó el alcalde tras la reunión. Sobre las actividades lúdicas, musicales y culturales que sí se han programado, González puntualizó que «es posible un ocio ordenado encaminado a mantener el pulso de la ciudad». En cuanto a la compatibilidad entre la actividad y la protección de la seguridad y de la salud, el regidor indicó que «el objetivo es evitar incidentes y contener los contagios con un dispositivos extraordinario de 1.700 agentes».

Sobre el cerco al botellón, el alcalde insistió en que esta práctica es ilegal y destacó que le preocupa especialmente que se pueda favorecer la propagación del virus: «Apelamos a la responsabilidad individual de los jóvenes y también a las de sus familias. Recomendamos seguir las instrucciones sanitarias, porque incidir en la dirección contraria es lo que nos impide avanzar. Queremos que sea una semana sin incidentes ni contagios. Nuestra ciudad tiene que ser un ejemplo de civismo, sensatez y responsabilidad».

Todo listo en el campus

La reunión de la Junta Local de Seguridad se produjo apenas un par de días antes de que comiencen los conciertos, con una primera actuación este mismo sábado en la UMH. Desde el pasado lunes los operarios han estado trabajando para que el campus universitario pueda acoger los directos musicales. Danza Invisible, La Frontera y La Guardia serán los primeros en actuar en la UMH el sábado, en una programación que incluye, entre otros, a Miguel Ríos, Lola Índigo, Beret y El Arrebato. La Rotonda del Parque se ha reservado a los tributos y el Hort de Baix a las bandas ilicitanas.

Junto al dispositivo de seguridad, otras campañas se van a desplegar durante las fiestas con el objetivo de que se desarrollen en las mejores condiciones posibles. Una iniciativa, impulsada por la Casa de la Dona, tiene la meta de concienciar sobre la violencia machista, mientras que otra pretende poner freno al consumo de alcohol entre adolescentes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats