Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico

El video de una multa a un ciclista en El Altet se hace viral: «Pues que sepa que le va a caer otra multa»

El aficionado llevaba una cámara con la que grabó la conversación y donde muestra su enfado porque se marcha sin saber qué ha hecho mal

Imagen de archivo de un Guardia Civil en un control en la carretera Elche-Santa Pola Antonio Amorós

Discusión por una línea continua. Un ciclista que fue multado en El Altet por la Guardia Civil de Tráfico ha viralizado el video en el que grabó la discrepancia. Al final se marchó sin saber si le había caído una o dos sanciones.


Cogió su bicicleta de buena mañana desde Crevillent y al llegar a El Altet se encontró con un control de la Guardia Civil del que salió con una o dos multas (no lo sabe) que le mandarán a su casa y que una, por lo que intuye, será por no llevar timbre. Los ciclistas también pueden ser objeto de multa, incluso por ir bebido, que no era ni mucho menos el caso que le ha pasado a un aficionado a dar pedales de la provincia. Este pudo grabar en video todo lo ocurrido porque llevaba la cámara en el manillar, imágenes que después subió a una red social para mostrar su repulsa por el trato que recibió por parte de un guardia al que ha pixelado para evitar más problemas. Más de 50.000 visitas tenía hasta el pasado fin de semana y el autor había cerrado la posibilidad de realizar comentarios. Lo único que pretendía es que supiera lo que pasó y que cada uno saque sus conclusiones.

El guardia le dice: "Crúzate que tienes un carril bici", a lo que el ciclista contesta: "...y una línea continua". Este breve intercambio de palabras es el desencadenante de todo.

decoration

El incidente nace porque el ciclista circulaba por el arcén, no por el carril habilitado para bicicletas. En las imágenes se observa cómo un guardia que forma parte de un control sale a su paso a distancia y le dice: «Crúzate que tienes un carril bici...», a lo que este le contesta: «...y una línea continua». Este breve intercambio de palabras es el desencadenante de todo. El guardia civil añade entonces: «pero te pones... que ya te estoy autorizando», refiriéndose a la línea continua. A lo que el aficionado replica: «...pero por dónde yo vengo hay línea continua». En ese momento, el ciclista, que ha llegado a la altura del agente y del control, es obligado a detenerse, entiende que lo van a sancionar y suelta un «joder». El guardia, según las imágenes, continúa con la discusión, le dice que si tiene una línea continua, que lo que tiene que hacer para cruzarla es bajarse de la bicicleta y actuar como un peatón para acceder al carril bici.

El ciclista, siempre con mucha educación (como el guardia), pero mostrando que no está de acuerdo, le dice que eso que le plantea de bajarse para cruzar una línea «no es plan». El agente entonces le asegura que si tiene un accidente ahí (refiriéndose al arcén) él es responsable. Pero el ciclista no está de acuerdo y le contesta: «yo no tengo ninguna obligación» de circular por carril bici. El guardia le interrumpe y añade: «...aunque no te obligue, el responsable del accidente eres tú». El ciclista le dice «no» dos veces y también con la mano. Ahí se ha acabado la conversación amistosa para el guardia.

@pamies_mtb_oficial

##guardiacivil ##practicas ##machoalfa

♬ sonido original - EL OTAKU

«Déme el DNI por favor», le dice. El ciclista, que no lo lleva, le espeta en tono de queja: «¡no hay manera!». A lo que el guardia le contesta: «ahora te voy a denunciar». El deportista le reitera que no lo lleva y el agente añade esta frase: «Ahora continúa usted, que le llegará una multa a su casa», sin especificarle nada más y cuál es el motivo. El ciclista le reprocha: «usted no puede denunciarme, ¿el motivo cuál es?» y el funcionario dice que «circular por el arcén cuando tiene un carril habilitado». El aficionado le vuelve a decir educadamente que «no tiene la obligación de circular por el carril-bici», a lo que el guardia insiste: «Dígame cuál es su DNI que tiene la obligación de llevar DNI», en un tono algo más alto pero sin faltarle al respeto. El ciclista intenta que reconsidere su decisión porque él ha salido esa mañana «un rato en la bici...» y no a buscar problemas. Entonces el guardia le interrumpe: «¿Lleva usted timbre en la bicicleta?». El ciclista se da cuenta que no hay nada que hacer y que, igual, le va a caer otra multa porque no lleva. «No llevo timbre», le admite. «Pues que sepa que le va a caer otra multa».

"Deme el DNI por favor", le dice el agente. El ciclista no lo lleva y añade en tono de queja: "¡no hay manera!". A lo que el guardia le contesta: "ahora te voy a denunciar"

decoration

El ciclista, que ha comenzado a dar sus datos añade: «no lo veo justo», pero al guardia ya solo le interesa saber su nombre y el número del DNI, que recoge en compañía de otro agente. De pronto le dice: «Ya puede usted continuar para no interferirle más -y añade en tono de sentencia- ya le digo yo que por lo menos va a llevar pito (se entiende que el timbre) y por el carril habilitado».

"No llevo timbre", le admite el ciclista. "Pues que sepa que le va a caer otra multa", dice el guardia.

decoration

El ciclista se marcha con esta frase «gracias por joderme la mañana. Mire que hay droga y alcohol al volante y vamos parando las bicis» sin saber qué multas le van a llegar a su casa.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats