Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un carril que cambiará el tráfico

El nuevo vial para bicicletas que el Ayuntamiento construirá el año próximo obligará a reducir a 2,9 metros los carriles de la calle Pedro Juan Perpiñán y a ajustar los semáforos para paliar atascos en el puente de la Generalitat

El recorrido del carril bici desde la rotonda de la avenida Alcalde Ramón Pastor hasta la del Hospital General. | INFORMACIÓN

El futuro carril bici que la Concejalía de Movilidad de Elche ha diseñado para conectar el Hospital General con la avenida Alcalde Ramón Pastor supondrá un cambio total para el tráfico del sur de la ciudad. En primer lugar, porque los coches tendrán que circular como máximo a 30 kilómetros por hora (ahora la velocidad máxima permitida es de 50 km/h) a lo largo de 2,5 kilómetros y, en segundo lugar, porque el puente de la Generalitat verá suprimir un carril en dirección Murcia, lo que hará necesario realizar ajustes de semáforos para paliar los problemas de tráfico que se espera que puedan generarse en hora punta.

El proyecto que ya ha sacado a licitación el equipo de gobierno muestra cómo tras estudiar hasta siete alternativas diferentes, lo más apropiado técnicamente ha sido reducir los dos carriles para los vehículos en cada sentido de Pedro Juan Perpiñán, a un ancho mínimo de 2,9 metros. De este modo se mantendrán las dos bandas de aparcamiento, que se estudiaron eliminar, y se podrá crear un vial ciclista bidireccional de 2,5 metros de ancho.

Con esta «cirugía de precisión» como se ha referido en más de una ocasión la edil de Movilidad, Esther Díez, para que todo quepa en esta calle por donde pasan más de 20.000 vehículos diarios, se contribuirá a que los coches aminoren la velocidad en una vía donde se han llegado a encontrar a conductores circulando a más de 70 kilómetros por hora. Los redactores del carril bici proyectado, defienden que en la medida de lo posible, éste vial se integrará en la calzada de una manera más lógica y natural.

No obstante, una de las mayores alteraciones que va a experimentar el tráfico a partir del año que viene cuando se construya el carril bici será en el puente de la Generalitat. Los redactores del proyecto lo señalan como el tramo más crítico. La calle Mariano Soler Olmos, donde está el acueducto, tiene una intensidad media hora de 256,26 vehículos por hora.

Con la supresión de uno de los dos carriles de circulación en dirección Murcia los técnicos plantean la posibilidad de que haya atascos algunos días en las horas de máxima intensidad de tráfico, por lo que recomiendan medidas como ajustar los semáforos para bajar los tiempos de espera. Para minimizar la repercusión, también plantean actuaciones como el acondicionamiento de la rotonda de L’Escorxador, para facilitar la conexión desde la misma por la calle curtidores hacia la Ronda.

Una simulación de cómo quedará el carril bici en la calle Pedro Juan Perpiñán. | INFORMACIÓN

Recorrido

Superado este punto, al llegar a la rotonda de Portes Encarnades el carril ciclista pasará por un lateral de la glorieta y seguirá por la calle Mariano Soler Olmos, donde en un tramo ocupará una parte de la acera hasta continuar por uno de los carriles donde ahora pasan los vehículos que también se eliminará. En la rotonda donde está el Centro de Cultura Contemporánea de L’Escorxador el vial para las dos ruedas pasará por la parte norte y continuará hasta el instituto de La Asunción por la calle Teulada que también perderá un carril de circulación.

Asimismo, en cada tramo van a realizar el enrasado de tapas de arqueta e imbornales, reubicación de farolas y procederán al repintado de la señalización horizontal de todas las calles. Está previsto solucionar, además, determinados puntos conflictivos aumentando la visibilidad de los conductores y la seguridad de los peatones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats