Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las fiestas dejarán los hoteles al 95% de ocupación y lleno en los restaurantes el 12,13 y 14 de agosto

Hay locales de restauración del centro ya lo tienen todo reservado con una semana de antelación para los días más multitudinarios - Los turistas se hospedarán entre tres y dos noches en Elche

Terrazas llenas en la plaza de las Flores durante la última Nit de la Roà celebrada en Elche en 2019, antes del parón por la pandemia. | ANTONIO AMORÓS

Hoteles entre el 90% y el 95% de ocupación y lleno en los restaurantes los días grandes, los del 12,13 y 14 de agosto. Es el impacto económico que la Asociación de Empresas Turísticas (AETE) prevé que dejarán las Fiestas de Agosto en Elche, unas celebraciones que ya han arrancado de manera oficial tras el pregón de este viernes.

Las expectativas en el sector son muy positivas con vistas a mejorar las cifras de negocio de hace tres años, la última vez que se pudieron llevar a cabo los festejos, puesto que los dos ejercicios posteriores tuvieron que cancelarse con la pandemia.

No solo las ganas de fiesta que tiene la población están siendo un indicativo para la patronal turística a la hora de augurar una buena campaña, sino también las reservas que están recibiendo con más de una semana de antelación los restaurantes para los días más multitudinarios, la Nit de l’Albà (el día 13) y la Nit de la Roà (día 14). Hay incluso locales que ya lo tienen todo cubierto en el centro y otros a los que les quedan pocas plazas. «Estamos notando que la gente tiene muchas ganas de salir después de la pandemia y a eso se une que este año tenemos un fin de semana más, con lo que tendremos dos, por ello esperamos que sean muy buenas», asegura el presidente de la Plataforma de Hostelería de Elche, Marco Antonio Pomares.

Para el colectivo, el adelanto de las fiestas ha sido «un acierto» para conseguir que la gente se anime a salir de casa y consuma en unos días que años atrás solían ser de preparativos y «flojos» en Elche. De hecho, para este fin de semana la previsión de la Plataforma de Hostelería es que los locales puedan «trabajar muy bien, llegando al lleno y si no rozarlo», apuntó Pomares.

Optimistas y reivindicativos

También confían en mejorar las cifras prepandémicas los hoteles de la ciudad (hay 12 con 1.406 plazas, según la Diputación de Alicante), pese a que en este caso, las reservas, siguiendo la tónica de ediciones anteriores, no se realizan con tanta antelación, sino que se caracterizan por ser de última hora. De hecho, según Rafael Blanquer, presidente de AETE, el que quiera hospedarse en Elche durante la primera quincena de agosto no va a tener problema porque sigue habiendo plazas libres.

El sector es optimista con el impacto económico que van a tener las celebraciones patronales porque «son una influencia para atraer visitantes», indica el representante de la patronal, quien también augura «unas cifras muy decentes». No obstante, el representante hotelero señala que hay que tener en cuenta que el grueso de asistentes a las fiestas de la ciudad son los ilicitanos (el 90% de los participantes son de Elche, según estima la Plataforma de Hostelería), y considera que debería darse una mayor difusión a los actos patronales para que puedan tener un mayor tirón, como sí se hace con el Domingo de Ramos que se conoce a nivel nacional.

«Elche se convierte estas semanas en un destino cultural, con fiestas y a buen precio», indica Blanquer, quien cifra en alrededor de 100 euros el coste medio por alojarse en Elche durante una noche en esta primera quincena de agosto, «cuando en Alicante cuesta el doble».

Lo habitual, según el portavoz de AETE, es que en estas fechas la reserva media que los turistas que se hospedan en la ciudad de las palmeras sea de entre dos y tres noches con visitantes nacionales como los grandes protagonistas, así como franceses y belgas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats