Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas turísticas apremian a que se defina el modelo de gestión del futuro Palacio de Congresos de Elche

Apuestan por la colaboración público-privada, una administración mixta o indirecta, y rechazan una cogobernanza entre Ayuntamiento y Diputación / Piden un estudio que defina los espacios y equipación

Una de las personas que asistieron este martes a la mesa redonda formula una pregunta a los ponentes invitados por AETE. Antonio Amorós

La indefinición de cómo se gestionará el futuro Palacio de Congresos de Elche es lo que ponen de relieve las empresas turísticas. El proyecto del que será el mayor espacio congresual de la ciudad no tiene aún definido el modelo de gestión, algo que los empresarios turísticos consideran imprescindible que se concrete antes, incluso, de que se ponga la primera piedra, lo que aún no está claro cuándo será. Es una de las principales conclusiones de la mesa redonda organizada por la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) bajo el título "¿Cómo es el Palacio de Congresos que necesitamos?", que acogió el Centro de Congresos con ponentes de primera fila relacionados con el circuito congresual. La jornada tenía el objetivo de contribuir a la mejor definición del proyecto para lograr que esa infraestructura genere el máximo retorno económico y social para la ciudad. "Lo más importante es que genere impacto económico", señaló Juanjo Pastor, gerente de Fórum Evolución, el Palacio de Congresos y Auditorio municipal de Burgos. Puso, además, como ejemplo, que el turista congresual "gasta el triple que el generalista".

Ponentes en la mesa redonda organizada por AETE. Antonio Amorós

Bajo esa premisa, del importante impacto económico y social que tendrá el futuro Palacio de Congresos que se prevé construir en un solar de 5.000 metros cuadrados frente a la UMH de Elche y la Estación de Autobuses, colindante con el Palmeral histórico ilicitano, giró la mesa de debate en la que se apostó, en su mayoría, por un modelo mixto público-privado o, incluso, de gestión indirecta. "Me preocupa que no sea una gestión profesionalizada", señaló el director gerente de Tarsa Relaciones Públicas, José Vicente Castaño. Puso en entredicho un modelo de gestión que compartan las dos administraciones implicadas en este proyecto, el Ayuntamiento, que expropia los terrenos, y la Diputación, que lo subvenciona. "Un modelo de gestión en base a una fundación o patronato que puedan hacer esas dos administraciones me preocupa", añadió, y propuso reactivar el Elche Convention Bureau, encargado de la promoción de la ciudad como sede de congresos y convenciones. "No creo que el modelo deba ser a través de funcionarios, como funciona el centro de congresos actual, porque este modelo apenas sirve para ese", indicó.

Los ponentes pusieron de relieve que Elche triplicará el "turismo MICE", acrónimo en inglés utilizado para definir el turismo de reuniones (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions/Events). "Hay que plantearse muy bien el modelo de gestión que lleva aparejado ese Palacio de Congresos", insistieron los ponentes, quienes deslizaron que una gestión mixta permitiría una mejor comercialización del futuro edificio para acoger importantes, y concurridos, eventos congresuales. "Hay que pensar muy bien el modelo de gestión, tanto como la edificación", insistió Castaño. En esta línea, el socio director del Grupo Xabide, Onofre Vicente, apostó por una gestión indirecta, con una colaboración público-privada, y puso en alerta sobre los riesgos de las concesiones como se gestionan otros centros congresuales, como el de A Coruña. "La dirección tiene que ser pública, porque es un equipamiento público, pero el modelo de gestión puede ser mixto, incluso de gestión indirecta", indicó.

Estudio

Además, los empresarios turísticos instan a elaborar un estudio de necesidades y servicios, en consonancia con el sector dedicado a la organización de congresos y al turístico, que defina los espacios y la equipación que debe tener el futuro Palacio de Congresos de Elche. Y se debe hacer, insisten, antes de abordar el proyecto arquitectónico. Además, proponen que el edificio sea sostenible, que cuente con eficiencia energética, con buena accesibilidad, que permita acoger varios eventos a la vez y que se involucre a la ciudad en el proyecto. «Necesitamos que se cuente con expertos y un promotor, tenemos una gran oportunidad, y la candidatura de ciudad verde va a ser el primer impulso de este edificio», indicó el presidente de AETE, Rafael Blanquer.

Además, sobre la mesa también se puso la necesidad de que se creen sinergias con otros centros de congresos cercanos «en lugar de pelearse», manifestó la presidenta de Esoc, Victoria Ramos, quien consideró que «hay espacio para todos». Eso sí, «IFA y el actual centro de congresos tendrán que ponerse las pilas», señaló en referencia a que la nueva infraestructura contará con la tecnología más puntera.

Por su parte, el edil de Turismo, Carles Molina, puso de manifiesto la necesidad de un nuevo centro de congresos al quedarse pequeño el actual «que costó 3 millones y ha tenido un retorno - en 20 años- de 200». 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats