Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las labores de inventariado sacan a la luz el tesoro de la iglesia de Santa Ana de Elda

La catalogación del museo del templo permite descubrir más de 80 piezas de importante valor histórico y cultural

Algunas de las piezas del tesoro de Santa Ana. CARLOS RODRÍGUEZ

Las labores de catalogación e inventariado del patrimonio de la iglesia de Santa Ana de Elda han desvelado el tesoro, hasta ahora oculto, que existe en el antiguo Museo del templo eldense inaugurado en 1984. Esta exposición, una gran desconocida para los eldenses, contiene piezas de importante valor histórico y cultural, tal como han explicado sus descubridores, el Doctor en Historia del Arte, Alejandro Cañestro, con la colaboración del arqueólogo y Cronista de la Villa, Gabriel Segura.

Todo comenzó en septiembre pasado cuando el obispo visitó la ciudad eldense con motivo de los actos de apertura del IV Centenario de la Advocación al Cristo del Buen Suceso, patrono de la ciudad. «En aquel momento adecuamos las instalaciones del Museo y decidimos buscar un experto para que catalogara las piezas que allí se encuentran.Hasta ahora todos pensábamos que la muestra de la iglesia carecía de piezas de interés, puesto que Santa Ana fue una de las iglesias más desbastadas y saqueadas durante la Guerra Civil», explicó el presidente de la Cofradía de los Santos Patronos de Elda, Ramón González.

Sin embargo, la sorpresa no se hizo esperar. Tal como expresó el experto en arte, además especializado en orfebrería, «Elda se puede sentir muy orgullosa del patrimonio del Museo de Santa Ana, ya que hemos localizado piezas de un importante valor». Aunque los «secretos» de Santa Ana serán desvelados en una conferencia que ofrecerá el propio Alejandro Cañestro, el próximo viernes a las 8,30 en la Casa de la Viuda de Rosas, el especialista adelantó que «entre las piezas halladas se encuentra una cruz de plata del siglo XVII, un Cáliz de 1730, varias piezas del siglo XVIII, entre éstas un Portal de Paz, dos coronas, una de la Virgen y otra del Niño, también del XVIII, un mantón de Manila de la Patrona, Custodias y Juegos de Sacras, todo de plata y metales nobles, entre otros objetos. También destaca un cuadro del reconocido pintor alicantino Gastó Castelló, o la donación del antiguo párroco José María Amat con motivo de sus bodas de oro: Un Copón labrado muy singular, explicó Cañestro.

Aunque del antiguo patrimonio solo se ha podido conservar un porcentaje mínimo de las riquezas que acumuló la parroquia, Gabriel Segura explicó que «posterior a la guerra se realizaron algunas donaciones de piezas antiguas y también algunos particulares guardaron elementos del patrimonio de Santa Ana durante la contienda y luego las devolvieron».

Las labores de investigación también han sacado a la luz una pieza histórica de gran valor cultural y sentimental para los eldenses, el último inventario de la iglesia, hasta ahora inédito, elaborado en 1817 y que se conserva en el Archivo Diocesano de Orihuela. Historiador y Cronista, junto a otra experta, Nuria Guilabert Fernández, han realizado un libro en el que tras breves reseñas históricas a modo de prólogos, recoge toda la riqueza que poseía el templo eldense en esa época y que ha sido objeto de un libro, cuyos ejemplares están numerados y que se presentará el viernes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats