Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villena se fija el reto de acabar en diez años con la marginalidad en El Poblao

El Ayuntamiento presenta un plan estratégico para recuperar el barrio mediante acciones en empleo, urbanismo, salud reproductiva, diversidad cultural y atención a los adolescentes y menores en el ámbito escolar fomentando el ocio saludable

El barrio está inmerso desde hace años en un proceso de degradación urbanística

El barrio está inmerso desde hace años en un proceso de degradación urbanística ÁXEL ÁLVAREZ

Acabar con una imagen asociada a la marginalidad y la delincuencia y recuperar el barrio de San Francisco de Asís de Villena, conocido popularmente como El Poblao, en todos sus ámbitos y desde todas sus vertientes. Ese es el reto que se ha marcado el equipo de gobierno de PSOE-Verdes a través de un plan integral de acción comunitaria a desarrollar en los diez próximos años. El Poblao es actualmente una de las áreas con mayor nivel de desigualdad socioeconómica de la provincia. En la barriada conviven diferentes culturas en un contexto de degradación urbanística. La ocupación de viviendas y las incautaciones y detenciones por drogas y receptación de objetos robados son cada vez más frecuentes. También proliferan los enganches ilegales al fluido eléctrico, las plantaciones de marihuana ocultas en viviendas y las peleas de gallos con apuestas. En los últimos años se han producido varios crímenes y también reyertas por conflictos entre clanes que han acabado incluso a tiros. Pues bien, esa imagen desvirtuada que ofrece El Poblao, y que supone un estigma para la mayoría de los residentes que viven honradamente y en buena vecindad, quiere ser erradica de raíz por el Ayuntamiento con un plan que contiene cuatro objetivos estratégicos: regeneración urbanística, lucha contra la pobreza y mejora de la imagen social y de los servicios del barrio. El documento ha sido presentado por la concejala de Bienestar Social, Alba Laserna, tras varios meses de elaboración.

El barrio de San Francisco de Villena recibe el nombre coloquial de El Poblao porque se construyó a partir de 1957 como Programa de Ejecución del Poblado de Absorción ÁXEL ÁLVAREZ

El fin es conformar un barrio cohesionado, plural, participativo y socialmente equitativo. «Una vez que tenemos la hoja de ruta de actuación en esta zona, lo más importante ahora es que dispongamos de un equipo social específico en la zona que lleve a cabo los ejes propuestos», indica la edil confirmando que el proceso de contratación ya se ha iniciado para empezar lo antes posible. El plan incluye una serie de medidas como la atención a la formación laboral, para lo que plantea la ubicación de una escuela taller dedicada a la recuperación de oficios artesanos, y la atención a las necesidades culturales y educativas de los más jóvenes, especialmente en el ámbito escolar. Las minorías, la mujer y los más jóvenes son el epicentro de este documento que fija acciones centradas en mejorar su calidad de vida con un impulso desde la Administración municipal, pero donde los beneficiarios tienen voz y capacidad de decidir. Asimismo se plantea desarrollarlo con acciones de intervención comunitaria contando con la comunidad vecinal del propio barrio como parte del proceso de transformación del mismo. Del propio análisis, en el que ha participado el propio vecindario junto a entidades públicas, se extraen una serie de metas.

Villena se fija el reto de acabar en diez años con la marginalidad en El Poblao PÉREZGIL

Laserna las resume en «convivencia y atención a la población con pocos recursos; tutela de la población infantil y juvenil en riesgo de exclusión social; atención a la salud reproductiva y a las personas vulnerables por la soledad no deseada, familias monoparentales y adolescentes así como la seguridad pública, la generación de alternativas de ocio y cultura, el fomento del empleo y la intervención escolar como herramienta para superar las dificultades socio-económicas del entorno. Para que el plan sea realmente efectivo los redactores han establecido un marco de desarrollo de participación flexible y con capacidad de integrar al colectivo de beneficiados. De partida se establecen dos grupos de trabajo básicos. De un lado la comisión de seguimiento, formada por los agentes institucionales que promueven el plan, y de otro el grupo motor formado por los encargados de poner en macha los ejes fundamentales del documento. Es la primera vez que el Ayuntamiento de Villena afronta con rigurosidad y de forma integral el problema de El Poblao. Pero la solución necesita tiempo, continuidad y voluntad política.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats