Denuncian en Fiscalía la planta solar de Elda y Novelda por destruir vías pecuarias

Los ecologistas advierten de que la instalación de la central Lobo en la sierra de Bateig afecta a la Cañada Real de Monteagudo y a la Vereda de los Serranos - La Plataforma Stop Plan Solar Vinalopó también alude al impacto paisajístico

Los puntos amarillos delimitan la primera fase de la central Lobo, donde hay yacimientos arqueológicos, y los verdes la ampliación, que afectará a los refugios de canteros.  | INFORMACIÓN

Los puntos amarillos delimitan la primera fase de la central Lobo, donde hay yacimientos arqueológicos, y los verdes la ampliación, que afectará a los refugios de canteros. | INFORMACIÓN / PÉREZGIL

Pérez Gil

Pérez Gil

El proyecto para construir la central fotovoltaica Lobo de 43 hectáreas de superficie entre los términos de Elda y Novelda, en la ladera de la sierra de Bateig, ha sido denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente por la Asociación Trekrural, una de las organizaciones integradas en la Plataforma Stop Plan Solar Vinalopó junto al Grupo Naturalista Heliaca, ecologistas y vecinos afectados por las plantas solares proyectadas en la comarca. El motivo por el que se ha solicitado la intervención del fiscal Juan Carlos Carranza se debe a la posible destrucción de dos vías pecuarias protegidas por la normativa. Se trata concretamente de la afección de la Cañada Real de Monteagudo -en término de Novelda- y de la Vereda de los Serranos -en término de Elda- en sus respectivos tramos iniciales.

En el escrito remitido a la Fiscalía se hace alusión a uno de los artículos donde se reflejan los criterios específicos para la implantación de plantas de energía solar en áreas sometidas a protección ambiental. En concreto en uno de los preceptos se determina que «No se consideran compatibles los proyectos de centrales fotovoltaicas que afecten a reservas naturales, parques naturales, paisajes protegidos, monumentos naturales, zonas húmedas y vías pecuarias», puntualiza Manuel Juan Albert, presidente de Trekrural.

El primer acto reivindicativo en Elda por una ubicación racional de las plantas solares. | ÁXEL ÁLVAREZ

El primer acto reivindicativo en Elda por una ubicación racional de las plantas solares. | ÁXEL ÁLVAREZ / PÉREZGIL

En cualquier caso desde la Plataforma Stop Plan Solar Vinalopó también se advierte del impacto que la planta ocasionará en la sierra de Bateig y en todo su entorno natural, arqueológico y etnológico. Se refieren a los antiguos refugios de piedra de los canteros, la vieja estación del tren de carga de la explotación minera así como a varios yacimientos arqueológicos que seguramente provenían del principal, ubicado en el monte del Sambo. «Y a todo ello cabe añadir la contaminación visual que el mar de 60.000 módulos solares ocasionará en los senderistas que visitan la cima de Bateig», destaca el ecologista Javier Martínez aludiendo a la obra creada por un grupo de amigos amantes de la naturaleza. Tras muchos años y mucha paciencia han acondicionado las sendas tradicionales en lo alto de la sierra. A lo largo de ellas han levantado pequeños monolitos y las sendas se acompañan de piedras planas en las que hay escritos poemas, refranes y citas históricas. Además, en el área cercana a la cima se han acondicionado rincones a modo de merendero y pequeños refugios para descansar y protegerse del sol. Curiosamente a algunos de esos caminos y enclaves se les ha bautizado con el nombre de emblemáticas calles de Elda como Jardines, Colón y Castelar.

A pesar de la denuncia ante la Fiscalía la tramitación de la planta solar Lobo está muy avanzada y la Administración la considera prioritaria. De hecho, las licencias necesarias deberán ser otorgadas antes del próximo 8 de abril de 2022. Frente a esta situación y para seguir reivindicando una ubicación racional de las energías renovables, la Plataforma ha convocado una nueva concentración el próximo domingo, a las 12 horas, en El Fondó de Monóvar.

Suscríbete para seguir leyendo