Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Díaz: «Este equipo tiene fe, seguimos en dinámica positiva»

Asumió parte de la responsabilidad en el gol encajado que casi cuesta un punto

Manolo Díaz observa un lance del partido de ayer.

Manolo Díaz observa un lance del partido de ayer.

Con un punto rescatado a última hora, que permite ampliar la racha sin perder a cuatro jornadas en el momento caliente de la competición, Manolo Díaz valoró como agua de mayo, nunca mejor dicho, el empate cosechado en el campo del Badalona, no sin dejar de lamentar el tanto absurdo encajado, en el que quiso cargar con gran parte de la culpa, al explicar el lío formado por uno de los eternos debates del fútbol: tirar o no el balón fuera si un jugador está en el suelo, devolver o no el esférico en la siguiente acción.

«El punto significa seguir en dinámica positiva, dejamos a un rival colgado y ganamos tiempo para el día del partido contra el Cornellà», comentó el preparador al finalizar el choque en tierras catalanas, con el recuerdo aún muy reciente de la diana en el tiempo de descuento de Manu Garrido.

Díaz se mostró satisfecho por la actuación de los suyos en una semana compleja, en la que el conjunto alicantino ha tenido que enfrentarse entre semana al Llagostera. «Las circunstancias daban para un partido como este: jugadores cansados, campo difícil y equipo complicado. En algunas fases hemos estado bien, especialmente en el segundo tiempo», aseveró. «Hemos regalado absurdamente el gol, pero el equipo ha tenido fe y ha llegado el empate», agregó.

Explicación del gol y la tangana

El entrenador del Hércules asumió gran parte de la responsabilidad en el gol encajado, con error impropio de Falcón, ya que explicó que fue demasiado benevolente al pedir a Armando que devolviera el balón cuando su rival les había confirmado antes de empezar el duelo que ellos no harían lo mismo en caso de interrupción no concedida por el árbitro.

«La hemos devuelto en una zona que no debíamos. Ellos nos habían dicho que no lo iban a hacer y aún así le he dicho a Armando que devolviera el balón. El lío del final (con miembros de los dos banquillos encarándose) ha venido también por esto. Ha partido de la base de tirar el balón fuera o no, cuando ellos decían que no lo iban a hacer, pero claro, no lo hacían cuando les interesaba», finalizó Díaz, que también se mostró satisfecho por el hecho de que el partido pendiente frente al Lleida no se juegue esta semana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats