Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El doble mérito de Sergio Mora

El técnico del Hércules ha dotado al equipo de un espíritu ganador al tiempo que ha conseguido conjuntar a una plantilla prácticamente nueva - De los 16 jugadores que actuaron ante el Mar Menor solo Álex Martínez y Adri López estaban el año pasado

Sergio Mora en un entrenamiento reciente en Fontcalent. | HCF

Sergio Mora ha entrado con buen pie en el Hércules. Ya lo hizo incluso antes de comenzar la temporada. El técnico del conjunto blanquiazul transmite buenas sensaciones tanto dentro como fuera del campo con un carácter afable y cercano al tiempo que exigente en su trabajo. Gusta el Hércules de Mora a todo el entorno blanquiazul. Sin un juego brillante pero sin nada que reprochar a un equipo que se entrega, que tiene fe en la victoria y que cree. Y todavían quedan muchas piezas por ver en sus condiciones óptimas como Aketxe, Acuña o César Moreno, entre otros. El margen de mejora es inmenso con una plantilla amplia que ofrece multitud de combinaciones. Es caro jugar en este Hércules al que crean muy pocas ocasiones de gol. De hecho no han sido más de cuatro las que le han creado al equipo alicantino en los tres partidos disputados.

Defensivamente, el equipo actúa con solvencia pese a haber encajado en los tres encuentros (en circunstancias muy especiales), pero ofensivamente todavía necesita exponer más pólvora. Raúl González ha demostrado una lucha interminable en los tres partidos, pero el gol aún no ha llegado para el delantero alicantino.

El técnico del Hércules ha dotado a la plantilla de un espíritu ganador, nada fácil de conseguir después de venir de un descenso a la cuarta categoría. Es, para empezar, el gran logro de Mora, algo que la grada del Rico Pérez reconoció desde el primer día. Es la premisa para empezar a trabajar en busca de objetivos ambiciosos.

Pero el aspecto que más llama la atención es la habilidad del preparador blanquiazul para haber conjuntado en el campo a una plantilla prácticamente nueva respecto a la pasada temporada. De los 16 jugadores que actuaron el pasado sábado ante el Mar Menor, tan solo Álex Martínez y Adri López (que no jugaba el año pasado) estaban el año pasado (sin contar los canteranos Nico y Sergi Molina). Un gran trabajo del entrenador madrileño porque la tarea no se presumía sencilla y ha sabido llevar su teoría a la práctica en muy poco tiempo. Se trata de la primera experiencia de Mora como primer entrenador tras haber trabajado como ayudante de Bordalás del que sin duda se ha llevado numerosas lecciones que hacen del Hércules un rival muy difícil de batir que no da nada por perdido. El técnico ha conseguido con su juego despertar el herculanismo después del varapalo que supuso para la afición el descenso de categoría. Su discurso y filosofía ha calado muy pronto en los jugadores, que tienen muy claro lo que tienen que hacer en cada situación. De momento, todo marcha por el camino correcto con un gran arranque y con la enfermería vacía, fundamental para que el equipo pueda desplegar toda su potencialidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats