Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

(0-0) El Hércules se estrella contra la defensa del Mar Menor

Partido previsible en el Pitín con pocas ocasiones de gol y mucha igualdad. Los de Sergio Mora acumulan tres partidos consecutivos sin marcar y sin vencer

Raúl Ruiz y Pedro Sánchez activan la presión sobre Molinero MMCF

El partido llamaba en la previa al empate sin goles y así acabó. Dentro del guión previsto. Ante un rival rocoso el Hércules lo intentó sin acierto. Con el empate de Intercity y Murcia, unido a la derrota de La Nucía, el punto sabe algo mejor. Sergio Mora recompuso el once con el regreso de Tano y César a la alineación. La sorpresa fue Acuña en el ataque en detrimento de Aketxe. Nico también arrancó en el banquillo con Borja Díaz en banda. Una semana más con Bikoro ausente por su eterna participación en la Copa África. Enfrente un equipo que en su estadio de césped artificial se siente como pez en el agua, en especial en labores defensivas. Un partido muy similar a los de la antigua Segunda B, con rivales rocosos y en escenarios peculiares. Desde el inicio se vio claro que estábamos ante un partido del denominado como el otro fútbol.

El Hércules tuvo una puesta en escena aceptable, pero el ritmo se interrumpía constantemente con faltas o balones fuera. Los minutos pasaban sin que pasará nada. Las ocasiones de gol se tenían que coger con pinzas. Una de Ballesta y otra de Acuña para romper el tedio. Los dos equipos se aplicaban sin balón y sufrían sobre un césped duro, donde controlar el esférico era complicado. A balón parado pudo cambiar la historia del primer tiempo, con un disparo de Pedro Sánchez que rozó el palo y otro de Galán que detuvo con apuros el meta Akermann. Acabó el Hércules mejor el primer tiempo.

Pero poco cambio en la reanudación. Ligero control del Hércules, con el Mar Menor esperando su ocasión a balón parado. Eso sí, los de Sergio Mora defendían con acierto este perfil de acciones. Cada minuto que pasaba crecía la tensión y la sensación de que un gol sería decisivo. Por eso ambos equipos buscaban cubrirse bien atrás sin concesiones al rival. Un encuentro de mono de trabajo, tosco y con pocas concesiones para la fiesta.

Sergio Mora buscó el gol desde el banquillo, dando entrada a Raúl González, Nico Espinosa e Isaac Aketxe. El Hércules acabó el partido con dos delanteros. Al final sucedió lo que menos se apagaba en las apuestas, el enésimo empate a cero en el Pitín. En la última acción del envite Carlos David vio la roja por una dura entrada para cortar una contra del Mar Menor. El Hércules fue férreo en defensa, pero le faltó acierto en sus escasas ocasiones de gol. Un punto previsible en el camino de la Segunda RFEF y que obliga a los blanquiazules a ganar al Alzira en el Rico Pérez, para no entrar en una mala dinámica en la competición.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats