30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La losa de la desigualdad entre hombres y mujeres se agrava con la pandemia

Naciones Unidas estima que la tasa de pobreza entre la población femenina aumentará hasta un 9,1% por el covid

La covid-19 afecta de manera dispar a la desigualdad y la pobreza en España

La covid-19 afecta de manera dispar a la desigualdad y la pobreza en España

Si hay algo que ha aflorado -y se ha acentuado- este último año marcado por la covid-19 ha sido la desigualdad: entre ricos y pobres, entre países desarrollados y países en vías de desarrollo, entre hombres y mujeres... En este último caso, la pandemia ha añadido más kilos a las pesadas mochilas que ya cargan sobre sus hombros las mujeres, que están sufriendo con mayor gravedad los efectos sociales y económicos del coronavirus. Y, en consecuencia, los avances logrados han sufrido importantes retrocesos. De hasta 10 años en algunos ámbitos.

«La principal causa [que lo explica] es que las mujeres están sobrerrepresentadas en aquellos sectores económicos más precarios y que se han visto más golpeados por la pandemia», explica Silke Staab, investigadora de ONU Mujeres. Es decir, en sectores cuya probabilidad de perder el puesto de trabajo es mayor debido a las medidas de confinamiento, distancia social y cierre parcial que han impuesto los gobiernos de todo el planeta. Es el caso del turismo, la restauración y el trabajo doméstico. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó en junio de 2020 que el 72 % de las trabajadoras domésticas de todo el mundo habían perdido sus empleos a causa de la pandemia. Otro dato: 740 millones de mujeres trabajan en la economía informal y solo en el primer mes del coronavirus sus ingresos se redujeron en un 60 %.

70 millones de mujeres trabajan en la economía informal y sus ingresos re redujeron en un 60%

decoration

«Calculamos que si hubiese una misma representación de hombres y mujeres en esos sectores, 112 millones de mujeres no habrían perdido su trabajo», subraya Íñigo Macías, coordinador de investigaciones de Intermón Oxfam. Esta circunstancia se ve agravada en los países de rentas más bajas, pues allí el 92 % de las mujeres tienen empleos informales, peligrosos e inseguros.

Por estos motivos, Naciones Unidas sostiene que el covid-19 ampliará la brecha económica entre hombres y mujeres. Si estaba previsto que entre 2019 y 2021 la tasa de pobreza entre la población femenina se redujera un 2,7 %, la aparición del SARS-CoV-2 ha invertido esta tendencia y se calcula que aumente un 9,1%. Así, la organización vaticina que este año habrá 247 millones de mujeres mayores de 15 años viviendo en situación de pobreza extrema (con 1,55 euros al día) por 236 millones de hombres. Las zonas del planeta más afectadas seguirán siendo África subsahariana y Asia meridional.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats