Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DERECHO ANIMAL

Cámaras de videovigilancia para el control del bienestar animal en mataderos

Un matadero en una imagen de archivo.

Un matadero en una imagen de archivo. TONY SEVILLA

El proyecto de Real Decreto por el que se establecen medidas para el control del bienestar de los animales en los mataderos mediante sistemas de videovigilancia ha visto recientemente la luz. Se trata de una fase participativa en la elaboración del Real Decreto donde se favorece que aquellos ciudadanos y entidades de protección animal que deseen participar o aportar alegaciones puedan realizarlo.

Mediante la elaboración del Real Decreto se pretende dar respuesta a las demandas de diversos colectivos que vienen solicitando un mayor control de la actividad de la industria cárnica, a raíz de algunas investigaciones que han sacado a la luz comportamientos cuestionables contra los animales y contrarios a la normativa de bienestar animal en este ámbito.

La instalación de cámaras de videovigilancia pretende funcionar como medida de control de la actividad que se realiza en estos establecimientos donde se da muerte a los animales, control y vigilancia que debe comprender tanto las instalaciones en las que se encuentren animales vivos, incluyendo las zonas de descarga, como las zonas donde se efectúa el aturdimiento y sangrado hasta la muerte de los animales. Con ello no se va a impedir la muerte de estos animales pero se va a controlar que se efectúe conforme a los métodos legalmente establecidos a fin de procurar el mínimo sufrimiento a los animales así como que éstos reciban un trato conforme a los requisitos establecidos.

El proyecto de Real Decreto prevé el control de los sistemas de videovigilancia tanto a nivel interno como externo de forma que, internamente, procederá la actuación de los operadores encargados de bienestar animal en caso de que se detecten comportamientos contrarios a dicho bienestar de los animales, con obligación de adoptar las medidas que procedan contra el trabajador o persona autorizada. De forma externa se articulan controles oficiales de cumplimiento de la normativa de bienestar animal y sistemas de videovigilancia.

Sin duda parece un paso más hacia la protección de los animales, que se extiende a aquellos destinados por la sociedad al consumo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats