Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toni Cabot

La atalaya

Toni Cabot

Guerras y batallas

Fue Andrés Pedreño quien apuntaba el dato no hace mucho ante una pregunta directa, sin rodeos: ¿Una nueva facultad de medicina en Alicante? Quizá sería más conveniente apostar por la especialización. El economista y exrector de la UA ofrecía como punto de sutura para cerrar la brecha entre las universidades de la provincia una variante: la tecnología para cubrir en el campus de San Vicente ese reclamado espacio dedicado a la salud, evitando pisar terreno común al ofrecer algo distinto y complementario. Introducir la medicina del futuro, la que está tocando a la puerta, contribuiría a zanjar el debate con un argumento de peso. La ciencia avanza a pasos de gigante agarrada a la tecnología y resulta cotidiano encontrar situaciones hasta hace poco impensables que han vislumbrado la solución de su mano en medicina, un mundo en constante búsqueda de herramientas y dispositivos que ayuden a mejorar la salud de las personas. No existe duda de los continuos avances tecnológicos en el sector de la salud gracias al campo tecnológico. El desafío para el futuro es lograr su incorporación total. Así que, si por ahí circula el debate, ese que se centra en si la UA debe entrar en competencia con la UMH para formar a los futuros médicos, si por ese lugar, digo, radica el punto de fricción, tomen nota de la sugerencia del profesor Pedreño. Otra cosa bien distinta es si la reivindicación se enmarca en una maniobra diseñada para marcar territorio, evitar invasiones y pisar competencias. Hay quien apunta que Manuel Palomar entró conscientemente en la guerra de reclamar Medicina para la UA a sabiendas de que la tenía perdida de antemano. Los mismos que sostienen que, una vez perdida esa guerra, se aseguraría la victoria en las siguientes batallas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats