Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De vergüenza en vergüenza

Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez han conseguido algo realmente complicado: poner de acuerdo a todos los aficionados. Para criticarles a voz en grito, como no podía ser de otra manera. Por si fuera poca la humillación que arrasta el aficionado de a pie al ver a su equipo en puestos de descenso a Tercera, el club ha tomado la incomprensible decisión de obligar a sus abonados a pagar para ver el debut copero ante el Recre un martes de diciembre por la noche. Casi todos los peñistas y socios reaccionaron con incredulidad y rabia, por este orden. El Hércules sufre la peor crisis deportiva de su centenaria historia y aboga ahora por reírse en la cara de sus socios, a los que debe pleitesía. Ramírez, Ortiz, Parodi y compañía saben que la afición esta adormecida, pero harían bien en no subestimarla porque el día que decida alzarse en pie de guerra, se puede llevar a todos por delante. No sigan provocando al sufrido abonado y tengan algo de consideración. Es imposible hacerlo peor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats