Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Como decíamos ayer

Hay regresos y regresos

La posible vuelta de Chechu Flores es una buena noticia. Siempre lo será, en las condiciones que venga. Que el Hércules necesita un líder dentro y fuera del campo es evidente. Que Chechu cumple a la perfección ese perfil, también. Los bandazos del equipo y del club en esta temporada son todavía más preocupantes si nadie de dentro sale y pone algo de cordura. La afición se ha quedado huérfana de referentes. Ni en la directiva, ni en el banquillo, ni en la plantilla. Chechu, el héroe del dedo roto, ha sido el epicentro de esta etapa del Hércules en Segunda División B. Si vuelve, algo tendrá que decir el Orihuela en el asunto, el vestuario lo abrazará con los brazos abiertos. Todo eso en la cuestión, digamos, espiritual y anímica. En la futbolística, todos lo han visto. El pasado mes de septiembre dejó en evidencia a quienes le dejaron salir del club por la puerta de atrás. Fue el mejor del repaso del modesto Orihuela en el Rico Pérez y salió ovacionado del estadio. A nadie la cabe duda de que sería titular indiscutible en este equipo. Seguramente en cualquiera de la categoría. Y Ramírez y Mir lo saben.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats