Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contrastes

Estoy leyendo y también escuchando a través de los medios de comunicación, el negativo saldo monetario por la falta de turismo británico. He recordado a su vez, las noticias del año pasado y sobre las querellas que los turistas británicos les ponían a los hoteles diciendo que por no haberles sentado bien las comidas y no estar adecuados los alojamientos. Incluso los medios de información presentaban la fotografía de la furgoneta, donde abogados ingleses asesoraban y fomentaban la interposición de las querellas contra los establecimientos hoteleros españoles. También recuerdo, que se nos informaba de que los grupos de turistas ingleses venían con un paquete turístico contratado, donde se incluía el avión, el hospedaje y la manutención y por muy pocas libras. Hemos visto que hace breves fechas cerraron en Magaluf (Mallorca) los lugares de ocio, donde británicos beodos bailaban en la calle y provocaban agresiones, todos ellos sin mascarillas y sin guardar la distancia social. También sobre este mismo tema me ha resultado curiosa la respuesta de los hosteleros contra el Gobierno balear, en vez de meterse contra sus clientes borrachos, y que no fueron recriminados oportunamente por los propietarios de los locales del ocio nocturno, de cuyo comportamiento nocivo, ha tomado la iniciativa sanitaria de cerrar los locales. También he recordado el llamado "balconing", que en reiteradas ocasiones los turistas británicos lo han ido haciendo años seguidos en los hoteles desde sus habitaciones. Por las innumerables y repetitivas noticias sobre el gasto de los ingleses en España, parece que sean los únicos que vienen, cuando también lo hace el turismo francés, el belga, el italiano, el alemán, el holandés, el japonés, el húngaro, el checo, el ruso y más que sería prolijo enumerar y detallar.

Está claro que actualmente, con la epidemia del coronavirus, tanto españoles como extranjeros como los europeos comunitarios, no quieren arriesgarse a ser contagiados tanto los de allí como nosotros aquí.

Por otra parte, y como un inciso sobre el turismo, leo en el periódico que Bankia, MasMóvil, Naturgy, Endesa... han elevado ampliamente sus beneficios anuales. Y recordemos a Samuelson padre de la economía, que es lo que queremos: "Cañones o mantequilla", en este caso "infección generalizada con muertes o una economía no tan boyante".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats