Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pactos decidirán casi la mitad de las alcaldías

La crisis del bipartidismo y la fragmentación del voto abocan a negociar los gobiernos en 63 municipios

­Las mayorías absolutas de antaño pasan a mejor vida. Si algo han evidenciado las elecciones municipales y autonómicas de este pasado domingo no ha sido sólo el desgaste del bipartidismo, sino que también han corroborado que habrá que negociar, y mucho, para formar gobiernos. El ejemplo más claro ha sido la Generalitat, donde el PP dirá adiós al Palau tras 20 años en el timón de proa. La situación será idéntica en cientos de municipios de la Comunidad. Sólo en la provincia de Alicante, será necesario el diálogo en 63 de las 141 entidades locales. Casi la mitad. La fragmentación del voto, la irrupción de fuerzas como Ciudadanos o Podemos (apoyando a candidaturas de unidad popular), la eclosión de Compromís y, sobre todo, la sangría de votos de populares y socialistas dibujan un mapa político multicolor.

La necesidad de sellar ententes será una realidad en la práctica totalidad de los grandes municipios alicantinos. De los 26 de más de 20.000 habitantes, sólo en cuatro se han librado de los tira y afloja que se avecinan durante los próximos días. Bernabé Cano (PP) ha arrasado en La Nucía; Francisco Javier Esquembre (Los Verdes) ha alcanzado los 11 concejales necesarios para gobernar en mayoría en Villena; José Chulvi (PSPV) ha logrado unos resultados históricos en Xàbia; y Vicent Arques (PSPV) repite el éxito de 2011 en l´Alfàs del Pi. Ellos cuatro ya pueden respirar tranquilos. En otras 22 grandes localidades, por el contrario, los teléfonos comenzarán a echar humo muy pronto. Algunas son las siguientes.

ALICANTE

Nadie en el PP esperaba tal batacazo en la capital. Si los populares tenían esperanza en alguna gran ciudad de la Comunidad, esa era Alicante. Aspiraban a poder gobernar aunque fuese en minoría o con el apoyo de Ciudadanos. Pero ni una cosa ni la otra. La debacle popular (pasa de 18 a 8 concejales) abre la puerta de par en par a un pacto de izquierdas entre los candidatos del PSPV, Guanyar Alacant (la formación que aúna a EU, Podemos, Alternativa Socialista, Los Verdes y colectivos ciudadanos) y Compromís, Gabriel Echávarri, Miguel Ángel Pavón y Natxo Bellido, respectivamente. Los tres están concenados a entenderse. Salvo imprevisto de última hora, el PP abandonará el Ayuntamiento 20 años después.

ELCHE

En Elche la situación es muy similar, aunque con matices. Históricamente de izquierdas, el gobierno cambió a manos populares en 2011. La alegría le ha durado cuatro años a Mercedes Alonso, que se ha dejado ahora 5 ediles y 16.700 votos. Los socialistas (8 ediles) podrían recuperar la Alcaldía gracias a la irrupción de Compromís (4 concejales). Entre ambos suman 12 -cifra suficiente para gobernar en minoría- y a lo largo del mandato podrían sellar pactos puntuales con el resto de fuerzas que han obtenido representación: Ciudadanos (3), Ilicitanos por Elche (2) y Partido de Elche (1).

BENIDORM

En Benidorm, el gran derrotado de la jornada electoral fue el todavía alcalde, Agustín Navarro. El socialista se dejó casi 17 puntos de apoyo y perdió 4 ediles. Y el gran beneficiado, pese a que también sufrió un retroceso de votos, fue el PP. Toni Pérez se convertirá con toda probabilidad en el próximo alcalde de la ciudad después de que el candidato del PSPV cerrara la puerta a posibles acuerdos con otras fuerzas. Ahora está por ver la capacidad de negociación del dirigente popular para pactar con las fuerzas de centro-derecha que han obtenido representación municipal.

TORREVIEJA

El PP también ha sufrido un traspié en Torrevieja. Los populares han perdido la mayoría absoluta 24 años después y Eduardo Dolón tendrá que negociar ahora con otras fuerzas si quiere repetir cuatro años más como alcalde. Varios han sido los factores que explican la debacle popular. Uno, la entrada en prisión del exalcalde Pedro Hernández Mateo por la adjudicación de la contrata de basuras; y dos, la entrada en el Consistorio de nuevas fuerzas: Sueña Torrevieja, Ciudadanos e Izquierda Unida. El que también ha salido tocado de la cita con las urnas ha sido el PSPV, que cosecha los peores resultados de su historia en la ciudad salinera y se queda únicamente con cuatro ediles.

ORIHUELA

En Orihuela también habrá que negociar. Los populares se convirtieron de nuevo en la fuerza más votada, pero perdieron 4.000 votos y un concejal. Emilio Bascuñana se queda con 11, a dos de la mayoría absoluta. Ahora caben dos opciones: la primera, que el PP gobierne en minoría con pactos puntuales durante el mandato; y la segunda, que alcance un acuerdo con Ciudadanos (3) que dotaría de estabilidad al gobierno oriolano.

ELDA

Otra de las grandes damnificadas de las elecciones municipales ha sido la alcaldesa de Elda, Adela Pedrosa. La también vicepresidenta de la Diputación ha cosechado unos resultados más que pobres en su localidad. Se deja 7 concejales y no tendrá posibilidad de retener el poder. Todo apunta a que el nuevo alcalde será el socialista Rubén Alfaro, que ahora deberá buscar el calor de otras fuerzas de izquierdas para formar gobierno.

NOVELDA

Los noveldenses también han castigado al PP en vísperas de que la actual alcaldesa, Milagrosa Martínez, se siente en el banquillo por sus adjudicaciones a la trama Gürtel durante su etapa como consellera de Turismo. La Alcaldía la asumirá o bien el PSPV o bien UPyD. Ambos han cosechado seis concejales.

ALCOY

Una de las pocas sonrisas que han podido esbozar los socialistas alicantinos llega desde Alcoy. Toni Francés se impuso con contundencia en las elecciones (9 ediles), aunque se queda lejos de los 13 necesarios para gobernar en mayoría absoluta. Ahora tocará hablar de pactos. El actual alcalde negociará con el resto de fuerzas de izquierdas e intentará formar un gobierno estable.

DÉNIA

En Dénia, el socialista Vicent Grimalt tiene todas las papeletas para sustituir a Ana Kringe al frente del Ayuntamiento. El PSPV fue el gran vencedor de los comicios pese a perder un edil (pasa de 8 a 7), aunque el más que probable acuerdo con Compromís (4) le permitirá formar gobierno.

CALP

Y en Calp el vicesecretario regional del PP César Sánchez tendrá que sentarse a negociar con un partido independiente para retener la Alcaldía.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats