Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El congreso del Bloc pone en riesgo el futuro del proyecto de Compromís

Sus principales dirigentes en Alicante se oponen a cualquier «hoja de ruta» que suponga debilitar la suma con los socios de la coalición

El congreso del Bloc pone en riesgo el futuro del proyecto de Compromís

El congreso del Bloc pone en riesgo el futuro del proyecto de Compromís

A falta de seis meses para que el Bloc celebre su octavo congreso, los principales dirigentes del partido toman posiciones de cara al que será el cónclave decisivo de la formación, un partido creado que surgió en 1997 como continuidad de la Unitat del Poble Valencià y en el que, una vez más, se vuelve a hablar de «refundación». Esta vez, con una enorme diferencia respecto a ocasiones anteriores. La actual dirección del Bloc, socio mayoritario de Compromís y controlada por Àgueda Micó y Vicent Marzà, cree que no tiene la visibilidad que le gustaría y recela cada vez más del liderazgo, en manos de Mónica Oltra, portavoz de Iniciativa del Poble Valencià y rostro más visible de Compromís además de vicepresidenta del Consell. Una posición mayoritaria en la ejecutiva pero con mucha contestación en el Bloc.

La propia Micó, que estos días intensifica sus reuniones para cerrar el equipo de ponentes que formarán la comisión estatutaria y política, ya ha trasladado la opinión de que el Bloc debe crecer incluso a costa de Compromís. Pero ese planteamiento previo -con una refundación y ampliar el partido con los independientes e, incluso, con afiliados de otras formaciones de la coalición-, ya ha tenido una respuesta por parte de un sector del Bloc acostumbrado a transitar por un largo desierto hasta que Compromís paso a ser fundamental para el Botànic y que ahora prefiere poner freno a esos movimientos que también se miran con recelo desde Alicante. Tanto unos como otros son partidarios de reforzar Compromís y de cuidar la relación con sus socios.

En las comarcas del sur, junto a la idea de mejorar la coalición, también acarician la oportunidad de dejar de ser la «gran asignatura pendiente», tanto para el Bloc como para Compromís, por lo que otros destacados dirigentes alicantinos como Gerard Fullana, portavoz en la Diputación, o el conseller Rafa Climent. Para ambos, el problema no estriba tanto en conseguir una «marca que se adapte al electorado actual» (Fullana), sino que «la cohesión del Bloc ayude Compromís» (Climent). «Tenemos el mejor instrumento», concluye Natxo Bellido desde Alicante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats