Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las 111 obras pendientes en la provincia

El PP critica la «hipocresía» del Botànic por tumbar inversiones para Alicante reclamadas hace años

Las 111 obras pendientes en la provincia

De las 1.058 enmiendas presentadas por el PP, a los presupuestos de la Generalitat 2020, el Botànic tan solo aceptó 24, de las que ninguna conllevan modificación de partidas económicas. Y de esta veintena de propuestas, ninguna repercutirá de forma directa en la provincia de Alicante. Para los municipios alicantinos el PP presentó 263 iniciativas de las que su inmensa mayoría no son nuevas ya que figuraban en el presupuesto del ejercicio 2019, que se incluyeron en las cuentas autonómicas pero con las que el Consell no movió ficha y se quedaron, no ya solo sin ejecutar, sino en algunos casos, ni siquiera sin desarrollar el propio proyecto previo de construcción o sin recibir ningún tipo de consignación presupuestaria al quedarse como un mero «objetivo presupuestario».

En algunos casos, estas demandas para mejorar centros de salud, eliminar barracones y levantar nuevos colegios e institutos o desarrollar nuevas rondas viarias vienen de varios años atrás. Algunas ya pueden tener el calificativo de «urgentes» como la ampliación de los hospitales de Orihuela y Alcoy, la terminación de la Vía Parque en Alicante y la construcción de un centro tecnológico del calzado en Elche. Actuaciones con las que el PP considera que los socios del Botànic, el PSPV-PSOE, Compromís y Unidas Podemos, se comportan de forma «hipócrita», asegura el diputado en las Cortes, José Juan Zaplana, ya que son conocedores de su necesidad y «podían haber aceptado, al menos, enmiendas transacionales», para llegar a un punto de encuentro y acercar lo que calcula el Gobierno y lo que ofrece el PP, pero tampoco es así. Tan solo en Sanidad, de 190 propuestas registradas por los populares, «solo ha habido acercamiento en cuatro», explica Zaplana.

Presupuestos territorializados

El déficit de las inversiones que llegan a la provincia de Alicante parte de los presupuestos territorializados, donde se consigue una cifra de inversión específica por habitante en cada provincia. «Si territorializamos las cuentas, a Alicante le corresponde una miseria», explica el diputado autonómico popular. Con el objetivo de «compensar» esa merma, el PP exige que todo ese volumen de inversión se concrete en actuaciones nominativas, con un presupuesto donde se determine qué cantidad económica, para qué y cuándo verá la luz esa determinada demanda.

Para el alicantino José Juan Zaplana, las obras solicitadas y descartadas en la negociación parlamentaria de los presupuestos «no son proyectos del PP», ya que «algunos ya los reclamaban los partidos del Botànic estando en la oposición». El diputado recuerda que este centenar largo de obras «no son peticiones capricho, es lo que pide la gente, lo que reivindican los ayuntamientos de todo signo político». Un listado de inversiones con nombre y apellidos que roza los 300 millones de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats