Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco años de cárcel para el ex de Oltra por abusos a una menor

La Audiencia impone al educador la misma pena que la sentencia revocada y critica la «instrucción parajudicial» del departamento de Igualdad con dos informes que cuestionaron la credibilidad de la víctima

El educador condenado por abusos tras el juicio.

No hubo sorpresas con la sentencia contra el educador acusado de abusos sexuales continuados a una menor tutelada por la Generalitat. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de València le ha vuelto a imponer la misma pena dictada hace poco más de un año: cinco años de prisión. La repetición del juicio, para valorar nuevamente las pruebas periciales, especialmente los dos informes realizados a instancia de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha servido para que el tribunal se pronuncie contra la actitud del departamento que debía proteger a la menor y que realizó «una suerte de instrucción parajudicial» de «dudosa naturaleza». Al frente de esta conselleria está Mónica Oltra, mujer del acusado en el momento de los hechos.

El fallo remarca la extemporaneidad del informe, con fecha de 22 de noviembre de 2017 -cuando el caso ya estaba judicializado- llevado a cabo por una técnica jurídica de la Conselleria de Igualdad, a la que se encomienda «conocer las circunstancias concretas en que se pudieran haber producido los hechos y determinar la veracidad de las acusaciones». La sentencia anota tam.ién el «marcado sesgo de que adolece el mismo, de principio a fin».

De hecho, el tribunal subraya que «solo las personas ajenas al ámbito de la conselleria dotan de credibilidad el relato de la menor». Y critica la «hostilidad» con la que dicho informe describe a la víctima, «obviando totalmente que se trata de una niña de catorce años que supuestamente ha sufrido abusos sexuales».

«No hay informes paralelos»

La Conselleria de Políticas Inclusivas asegura que «no hay informes paralelos» y se derivó a la niña a especialistas en atención por abusos porque es el procedimiento habitual. Es a raíz del resultado de esta atención cuando la entidad realiza un informe como evaluación de misma y cuyas conclusiones fueron remitidas a Fiscalía, precisan fuentes de la conselleria. Asimismo, insisten en que la niña fue atendida en todo momento siguiendo, además, las instrucciones de la propia Fiscalía de Menores, que ordenó el cambio de centro.

El tribunal reprende la actitud tanto de la directora del centro de menores como de la psicóloga de la dirección territorial de la Conselleria de Igualdad, por no preguntar a la adolescente en ningún momento sobre los presuntos abusos, una vez conocidos los hechos, y no haber dado cuenta a la Fiscalía de Menores hasta que unos policías destaparon el caso meses después.

La sentencia condena a Luis Eduardo R. I. a cinco años de prisión como autor de un delito continuado de abuso sexual, con prevalimiento, a menor de 16 años, al considerar probado que realizó tocamientos a la niña tutelada aprovechando su condición de educador.

Los hechos ocurrieron entre 2016 y 2017 cuando el ahora condenado, que desempeñaba el turno de noche en un centro de menores de València, acudía a la habitación de la menor cuando esta se hallaba castigada. El educador aprovechaba para masajearle la zona del cuello y la espalda y, una vez creía que se hallaba dormida, cogía la mano de la niña y se masturbaba. La víctima tenía que fingir que seguía durmiendo ante la vergüenza que le producía dicha situación, señala el fallo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats