Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Mata: «Los gobiernos de coalición se pueden suicidar»

El síndic reprocha a Lima su intención de presionar al PSPV-PSOE con la aprobación de la polémica tasa turística

El síndic del PSPV-PSOE, Manolo Mata, ayer en las Cortes. | INFORMACIÓN

Al síndic del PSPV-PSOE, Manolo Mata, no parece gustarle ni un poco que haya compañeros de la coalición del Botànic que amenacen con ejercer presiones contra su partido, y menos todavía en torno a un asunto en el que el presidente, Ximo Puig, ha mostrado una postura tan firme, como es su negativa a aplicar ahora la tasa turística. «Pilar (Lima), hay cosas en las que no hace falta presionar a los socialistas, los socialistas escuchan sin que les presione nadie», recriminó este lunes a la portavoz de Unides Podem.

Mata fue el último síndic en intervenir ayer en el debate de política general de la Comunidad. Lo hizo después de oír los alegatos de los valencianistas y los morados a favor de gravar las pernoctaciones en alojamientos de la Comunidad Valenciana.

Durante su alocución, el síndic apeló a la importancia de conservar la democracia frente a grupos que reivindican la nostalgia de «cosas supuestamente maravillosas» que pasaban hace décadas, cuando, según defienden, todo el mundo tenía un trabajo y una casa; en una clara alusión a la ultraderecha y al franquismo. Pues bien, como viene siendo habitual con el portavoz de los socialistas, demostró una vez más su gran capacidad de hilar diferentes ideas en su discurso y, en una de esas, se dirigió a Lima: «Las democracias se pueden suicidar, lo han hecho en Hungría y en otros lugares, y los gobiernos de coalición, también», le advirtió. En esa línea, prosiguió con su reproche: «Se habla de una ecotasa, que ni es eco ni es tasa», aseveró el síndic del PSPV-PSOE.

Mata subrayó que lo que se habló hace un año sobre la tasa turística era la posibilidad de crear una normativa marco y, después, que fueran los municipios los que decidieran si les convenía aplicarla o no. «No es lo mismo València ciudad, que la debe necesitar, que Benidorm, que compite con touroperadores de otros lados, o Xàbia, que a lo mejor sí la quiere porque tiene mucho apartamento alquilado», dijo el socialista.

«Hace un año dijimos que estábamos dispuestos a que los ayuntamientos la puedan elegir y aún seguimos en las mismas», advirtió. Sobre el uso de la lengua valenciana, consideró que el Gobierno del Botànic «ha ganado la batalla» y que aquellos que escolarizan a sus hijos en Murcia para no dar valenciano, tal y como destacó Vox y el PP, deberían ser denunciados porque están restando oportunidades a sus hijos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats