Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marzà gana protagonismo en las Cortes: será portavoz adjunto de Compromís

El exconseller refuerza su perfil político en el legislativo al sustituir a Mónica Álvaro, un movimiento que le permitirá mantener la visibilidad en la recta final de la legislatura

El exconseller Vicent Marzà vuelve al escaño como diputado tras abandonar el Ejecutivo. Información

Tan solo dos semanas ha tardado Vicent Marzà, desde su abrupta renuncia a mantenerse al frente de la conselleria de Educación, en ser nombrado portavoz adjunto de Compromís en las Cortes valencianas. Con este movimiento, oficializado este jueves por el grupo parlamentario, el diputado por la circunscripción de Castellón se garantiza una plataforma desde la que reforzar su perfil político al mantener un papel protagonista en la recta final de la legislatura, cuando todas las miradas apuntan ya al ciclo electoral de 2023. El contexto es complejo en la formación valencianista y cada movimiento puede resultar crucial. La lideresa del partido, Mónica Oltra, atraviesa su peor momento al encontrarse al borde de la imputación por el caso de los abusos a la menor tutelada por la Generalitat y eso es algo que lo condiciona todo. Aunque en la formación cierran filas de cara a la galería y en absoluto se cuestionan los galones de la número dos del Consell, en determinados foros se reconoce que su continuidad podría estar condicionada, principalmente, por su situación judicial. Y ese es un escenario que obliga a fortalecer la coalición para tratar de garantizar la supervivencia teniendo en cuenta, además, que de su éxito o su fracaso podría depender la reedición de un tercer pacto del Botànic.

La reestructuración de competencias en el grupo de Compromís en las Cortes pasa por ceder a Marzà el cargo que hasta ahora desempeñaba la portavoz adjunta Mónica Álvaro. Se trata de una jugada que no ha sorprendido en determinados sectores de la formación, pues ya se especuló con que estaba llamado a ganar peso en las Cortes tras abandonar el Ejecutivo. No obstante, fue él mismo quien aseguró que no se producirían cambios en el grupo parlamentario, que continuaría como diputado raso y que se centraría en el trabajo orgánico en su formación política, que afronta el debate sobre si sumarse a una gran alianza de izquierdas en sucesivos comicios. No obstante, no ha sido así.

Marzà, que obtuvo el acta como diputado autonómico por Castellón, asumirá la portavocía adjunta atribuida en el reparto territorial de Compromís a esta demarcación, mientras Papi Robles se mantiene en la de València y Aitana Más en la que corresponde a Alicante. Fue él quien lideró la lista de su partido por Castellón, seguido de Álvaro. Con su integración en el Consell, tras los comicios de 2019, la número dos de la candidatura asumió entonces la portavocía adjunta en las Cortes. En Compromís se asegura que ha sido la propia Álvaro quien ha planteado cederle el puesto.

El exconseller ocupó su escaño en las Cortes el pasado 18 de mayo junto a sus compañeros del grupo Compromís, tras abandonar el Gobierno, y ha sido este jueves cuando se ha desvelado que tendrá un papel preponderante en esta nueva etapa, sobre la que él mismo dijo que «tenía muchas ganas de continuar haciendo faena, ahora desde otro ámbito». De esta forma, el que está considerado como uno de los activos más importantes de Més (antiguo Bloc), formación en la que se sitúa como coordinador político, mantendrá su visibilidad, esta vez desde el legislativo, un altavoz que le permitirá protagonizar debates más allá del corsé de la conselleria de Educación.

El día que anunció su retirada como conseller, el 11 de mayo, Marzà no quiso despejar la incógnita sobre si se descarta como posible cabeza de cartel de la coalición valencianista de cara a la próxima cita con las urnas. Lo cierto es que la carrera por la sucesión no se ha abierto formalmente y, además, existen voces que apuntan a que el diputado nacional Joan Baldoví podría ser el relevo natural de la vicepresidenta si las cosas vienen mal dadas en los tribunales. En cualquier caso, reforzar liderazgos alternativos a Oltra empieza a ser una prioridad.

“Como ya avancé, mi objetivo prioritario es fortalecer la organización, desde el trabajo como diputado y a pie de calle. Desde el grupo se considera que la asunción de la portavocía adjunta puede favorecer este trabajo", declaró el protagonista de este cambio.

En todo caso, Marzà manifestó que “esta es una decisión colectiva para elaborar un trabajo conjunto, pero se ha de agradecer a mi predecesora como portavoz adjunta, la vila-realense Mònica Àlvaro, no sólo su predisposición y su generosidad, sino por su importante trabajo de organización de las labores del grupo a nivel territorial en Castellón”.

Por este motivo, Mònica Àlvaro seguirá asumiendo la coordinación territorial de la labor de los diputados y diputadas en las comarcas de Castelló. “Se abre ahora una etapa decisiva en la que debemos pisar más si cabe el territorio y cada uno de los municipios de Castelló para continuar y defender los avances logrados en estos años frente a quienes quieren devolver a Castelló a una etapa de blanco y negro”, ha subrayado el exconseller.

En su nueva faceta en las Cortes, Marzà no se pondrá al frente de ninguna de las áreas en las que ha trabajado desde la responsabilidad de conseller. De hecho, tal como ha acordado el grupo parlamentario en la reunión de este jueves, asumirá la presidencia de la comisión de Industria y Comercio de las Cortes, un ámbito desde el que Compromís considera que se puede fortalecer la labor que está desarrollando la Conselleria de Economía Sostenible en un momento en que la industria -especialmente los sectores con mayor dependencia energética del gas, como el azulejo castellonense- están pasando momentos muy delicados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats