Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

síndica de Compromís en las Cortes.

Papi Robles: «Cuando la testosterona se retira de los espacios públicos, somos muy capaces de llegar a acuerdos»

Papi Robles, que esta semana ha visitado Alicante, coincidiendo con las Hogueras. | TONY SEVILLA maríapomares

La portavoz de Compromís en las Cortes, Papi Robles, sigue cerrando filas con la ya exvicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y se muestra muy crítica con el papel que ha jugado Ximo Puig. Ahora bien, está convencida de que el Botànic acabará la legislatura y que habrá presupuestos este año. Sin Oltra, su apuesta es el diputado Joan Baldoví.

¿Ha tardado demasiado en dimitir Mónica Oltra?

No. Esto ha sido un acoso personal. Además, sé que Mónica resistía no por ella, sino por la gente a la que representa y por todos los años que ha peleado para cambiar la vida de las personas. Ha hecho las cosas cuando consideraba que las tenía que hacer, y eso se debe respetar.

Hablan de acoso personal, pero hay una sentencia que dice que la menor tutelada fue víctima de abusos por parte de su exmarido. ¿Se ha desprotegido a la menor?

Hay que diferenciar dos procesos totalmente distintos. Efectivamente, hay una sentencia por un caso de abusos por parte de un señor a una menor, y todo el Botànic, incluida Mónica Oltra, nos hemos solidarizado siempre con la menor que, según la sentencia, fue abusada, pero es que no estamos juzgando a Mónica Oltra por eso. Aquí se tiene que diferenciar mucho la sentencia de un proceso en el que Mónica Oltra nada tiene que ver, y, en un momento dado, una judicialización de la actuación de la conselleria que se cierra por parte del juzgado y se vuelve a reabrir por unos recursos interpuestos por José Luis Roberto y Cristina Seguí.

Oltra está imputada por supuesto encubrimiento...

Mónica Oltra ha sido la vicepresidenta y responsable de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas y, en esa línea, siempre ha dado la cara cuando se le ha pedido. Ya veremos dónde queda el proceso. En las Cortes tenemos a un señor sentado que está imputado, y nadie lo ha mirado, y a Mónica la han juzgado directamente.

¿Se podría haber evitado el desgaste para ella, para Compromís y para el propio Botànic si la renuncia hubiera llegado antes?

Todas las decisiones, se tomen cuando se tomen, tienen unas consecuencias. Si hubiera decidido antes, habría pasado antes, y es una cuestión de días en realidad. Le llega la imputación un jueves y la dimisión es un martes. ¿Podrían haber ido las cosas de otra manera? Sí, pero la dimisión es una cosa que solamente le compete a ella.

¿En qué medida le puede pasar factura todo lo ocurrido en los últimos días a Compromís?

Evidentemente, somos personas las que configuramos este proyecto, y duele. Por tanto, si a eso le llamamos pasar factura, claro. Ahora bien, de este proceso, salimos más fuertes y recordando por qué estamos aquí y qué es lo que hemos venido a hacer. No hemos venido aquí a hacer pasillos, sino a conseguir que no haya ni una sola persona en la Comunidad que no tenga luz en su casa o que no haya ni una sola persona que tenga miedo a no poder comer. Salimos tocadas porque Mónica es imprescindible en nuestro proyecto, pero fortalecidas porque vamos a hacer todo lo que ella quería que hiciéramos.

¿Y a nivel electoral?

En Compromís, aunque a muchos les pese, hemos demostrado que somos una fuerza que está muy consolidada. Evidentemente, los procesos electorales tienen muchísimos matices que, en un momento dado, te pueden penalizar o premiar, pero nosotras tenemos ya una marca de calidad que son las políticas que hemos llevado a cabo en la Conselleria de Educación, en la de Políticas Inclusivas, en la de Economía o en la de Medio Ambiente. Han pasado cosas en la Comunidad que no habrían pasado nunca con un gobierno en solitario del Partido Socialista y ya no quiero ni hablar de un gobierno del PP. Yo soy de Orihuela y he visto la revolución que ha habido con la construcción y rehabilitación de centros escolares en la Vega Baja. Aunque a Compromís siempre se le tacha de que somos una fuerza que no tiene empatía con las zonas más al sur de la Comunidad, la realidad es que nuestras políticas dan respuestas a las necesidades que hay allí.

¿Cómo son las relaciones con el PSPV en estos momentos?

Hemos demostrado en muchas ocasiones que tenemos una gran capacidad de diálogo, pero tanto Partido Popular como Partido Socialista no han querido terminar de integrar que la política ha dejado de ser una cosa del bipartidismo. Hemos visto cómo se ha intentado intervenir de manera reiterada en las decisiones que solamente Compromís puede decidir. Somos un Gobierno de coalición y, efectivamente, Ximo Puig es el presidente, pero no puede decidir sobre Compromís, y me temo que eso no lo han terminado de entender todavía. Con la síndica del PSPV tengo una excelente relación y somos capaces de llegar a acuerdos, sentarnos en una mesa y dialogar, pero, si lo que se intenta es hacer mensajes vía prensa para presionarnos, ese camino no va a funcionar.

¿Puede ir todo a peor?

Si las personas se empeñan en que las cosas vayan a peor... Y, evidentemente, también puede ir a mejor. Tanto el Partido Socialista como Unides Podem y Compromís tenemos una responsabilidad, y sería una vergüenza que no cumpliéramos, porque lo que la gente nos ha pedido es que gobernemos juntas, y eso quiere decir tomando las decisiones de manera colegiada. Además, Unides Podem y Compromís tienen más votos que el Partido Socialista.

Las palabras de Àgueda Micó un día después de la imputación diciendo que si Puig destituía a Oltra sin acuerdo se rompería el Botànic no cayeron nada bien…

Si Puig destituye a Mónica Oltra, no es que Compromís rompa el Gobierno. En el momento en el que el presidente, Ximo Puig, intenta tomar una decisión unilateral sobre otro grupo está rompiendo el Pacto del Botànic, y sería responsable de la ruptura de ese acuerdo.

¿Acabará el Gobierno del Botànic la legislatura?

Acabaremos la legislatura y apostaría casi al 100% que tenemos presupuestos este año. Además, lo que estoy viendo es que, cuando la testosterona se retira de los espacios públicos, somos muy capaces de llegar a acuerdos. Ana Barceló aterrizó hace un mes en las Cortes valencianas. Ha habido un decreto sobre el que hemos tenido que trabajar y dialogar mucho, y hemos llegado a un acuerdo en el que todas las partes estamos satisfechas.

¿Cómo se explica la fiesta del sábado en València?

Los actos de Compromís son así. Es verdad que se ha generado un clima de opinión, pero todos los actos de Compromís tienen baile, celebración, porque para eso están también los actos y vamos a reivindicar siempre el derecho a la alegría. Dicho eso, coger un minuto del vídeo de ese acto y extrapolarlo, qué curioso, coincidiendo con la celebración de unas elecciones andaluzas que han sido como han sido ha permitido que, seguramente, el foco no se haya puesto en lo que estaba pasando, en que en Andalucía las cosas no han ido bien.

¿Qué papel va a jugar Mónica Oltra a partir de ahora?

Mónica se ha ganado el derecho de poder tener un tiempo dedicado a ella, a todo el proceso, a su familia, a los animales que encuentra y recoge... Mónica ha entregado a este proyecto su vida entera, es una persona totalmente imprescindible, y estaremos encantadas de contar con ella.

¿Por qué Aitana Mas como vicepresidenta del Consell?

Tengo el corazón muy partido. Trabajo muy bien con Aitana, me parece muy íntegra y con unos valores políticos espectaculares. Estábamos trabajando muy bien en la dirección del grupo parlamentario con ella, y creo que no podía haber mejor persona para realizar esta función ahora. Me alegro por ella muchísimo, pero también me da pena porque en el día a día perdemos a una gran compañera y a una persona muy coherente.

¿Por dónde pasa el liderazgo de Compromís?

Mónica ha dado un paso al lado, Compromís tiene que dar un paso al frente, y ahí vamos a ver en los próximos meses un liderazgo muy compartido, de mucha gente que aporta cada una su punto. Y lo que vamos a ver sobre todo es que nos van a encontrar con los liderazgos en la calle, hablando con la gente, con mucha proximidad. Cuando llegue el momento, se tendrán que configurar las listas de Compromís con los acuerdos que se hayan alcanzado, pero tendremos una representación muy diversa y muy coral. Dicho esto, en el momento en el que Mónica Oltra quiera volver tendrá el espacio que requiera.

En ausencia de Oltra, ¿Joan Baldoví es la opción?

Mi apuesta sería Baldoví. Es una persona con una sólida trayectoria, con una capacidad de empatía que me chifla, y su trabajo en Madrid ha sido inmejorable. Creo que sería un buen candidato, muy bueno.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats