Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallazgo

La nueva joya de la Galicia submarina

Un grupo de arqueólogos rescata en la ría de Viveiro el primer astrolabio encontrado en aguas de Galicia | La valiosa pieza pasará a formar parte del patrimonio del Museo do Mar de Vigo

La nueva joya de la Galicia submarina.

La nueva joya de la Galicia submarina.

"Pues sí -confirma Antón López, director del equipo de la Federación Española de Actividades Subacuáticas que protagonizó el histórico hallazgo-. Es el primer astrolabio encontrado en Galicia y uno de los 112 que se han rescatado a lo largo de toda la historia de la arqueología submarina”. “Pero es que, además -añade- se trata de uno de los 10 mejores conservados que existen en el mundo”.

El astrolabio era (es) un instrumento astronómico que permite determinar la posición y altura de las estrellas sobre el cielo. Durante los siglos XVI y primera mitad del XVIII, hasta la invención del sextante en 1750, fue utilizado para la navegación marítima con el objetivo de determinar la hora a partir de la latitud o, viceversa, para averiguar la latitud conociendo la hora. Además de por los navegantes, también fue manejado por astrónomos y científicos en general para localización de los astros y observación de sus movimientos.

El astrolabio rescatado. Fotogrametría de Javier Rodríguez

Se desconoce su inventor original. Algunas obras del astrónomo y matemático griego Claudio Ptolomeo, como el Almagesto, ya describen en el siglo II su construcción. Posteriormente, sus instrucciones fueron utilizadas por otros matemáticos como la filósofa Hipatia de Alejandría para mejorar sus cálculos. Sin embargo, la fabricación del primitivo astrolabio data de mucho antes, concretamente entre los años 220 y 150 a. de C. y se atribuye a Apolonio de Perga.

De todos los que se conservan en la actualidad, el más antiguo es el del astrónomo persa Nastulus que, datado en el año 927, se guarda en el Museo Nacional de Kuwait.En el siglo VIII ya era ampliamente conocido en el mundo islámico.

Según Antón López, el hecho de que sea un objeto que raras veces aparece cuando se exploran pecios de barcos hundidos durante la época de esplendor de la navegación con astrolabio se debe a varias causas: “Una de ellas -explica- es que al tratarse de una pieza muy valiosa, pues su material principal era el bronce, si era posible ponerla a salvo antes de naufragar, se hacía. Eso, sin olvidar a los saqueadores, claro”. “Por otra parte-prosigue- cuando fue sustituido por el sextante, los astrolabios fueron fundidos para aprovechar el bronce”.

Yacimiento submarino de Viveiro. Fotogrametría de Javier Rodríguez

La pieza rescatada ha sido datada entre los años 1575 y 1666. Presenta una base de ballesta cóncava, mide 21 centímetros de circunferencia y pesa 5 kilos. Los buzos la localizaron pese a que estaba casi completamente cubierta por la arena, pues apenas sobresalía la aguja del fondo. Todavía se desconoce el barco al que pertenecía este astrolabio que, al menos provisionalmente, pasará a formar parte del patrimonio del Museo do Mar de Vigo.

El rescate del ya popularmente llamado Astrolabio de Viveiro forma parte de la campaña realizada en la ría viveirense donde, también recientemente, se han descubierto un falconete (pieza de artillería ligera) y varios tubos de cañón.

Yacimiento submarino de Viveiro. Fotogrametría de Javier Rodríguez

El yacimiento submarino de Viveiro se ha convertido en uno los más importantes de la Península en cuanto a restos sumergidos. Bajo sus aguas yacen, al menos, los pecios de dos navíos del siglo XVIII, la fragata Santa María Magdalena, hundida a siete metros de profundidad, y el bergantín Palomo, que naufragaron aquí en 1810 víctimas de un violento temporal. Su balance no pudo ser más trágico: fallecieron, o fueron dadas por desaparecidas, más de 800 personas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats