Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una banda revienta un cajero con explosivos en Gran Alacant pero no logra llevarse el dinero

Los asaltantes causaron daños materiales en locales del centro comercial de la urbanización de Santa Pola, pero huyeron sin botín

Estado en que quedó el cajero reventado, ayer, en el centro comercial de Gran Alacant. ANTONIO AMORÓS

Estado en que quedó el cajero reventado, ayer, en el centro comercial de Gran Alacant. ANTONIO AMORÓS

Causaron un estropicio y se fueron con las manos vacías. La Guardia Civil de Santa Pola busca a los miembros de una banda de ladrones que reventó ayer con explosivos un cajero automático en Gran Alacant y a pesar de dejarlo inservible no pudieron apoderarse del dinero, por lo que optaron por darse a la fuga antes de ser sorprendidos en el lugar del robo.

Los hechos ocurrieron poco después de las cuatro y media de la madrugada. Una llamada al 112 alertó de una fuerte explosión en el centro comercial de la urbanización Gran Alacant, en la parte más próxima a la gasolinera, y al lugar acudieron patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de Santa Pola.

Los agentes desplazados al lugar comprobaron que un cajero automáticoy los locales contiguos también presentaban daños materiales.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Pola se hizo cargo de las pesquisas y comenzó a recabar datos para tratar de identificar a los autores del asalto. Se trata de al menos dos hombres que huyeron en un vehículo tipo ranchera.

Fuentes cercanas al caso señalaron a este diario que los asaltantes podrían haber utilizado un explosivo casero para reventar el cajero automático. Los especialistas en explosivos de la Guardia Civil han recogido muestras en el lugar para tratar de determinar qué material emplearon, ya que en muchos casos los delincuentes utilizan gas para hacer saltar por los aires los cajeros automáticos.

Los cajeros automáticos se han convertido en un codiciado objeto de deseo para grupos criminales que buscan apoderarse de importantes sumas de dinero en pocos minutos.

El último robo con explosivos en cajeros automáticos de la Comunidad Valenciana fue descubierto en la localidad valenciana de Torrent unos días antes de decretarse el estado de alarma por el coronavirus. Varios encapuchados desvalijaron en apenas cuatro minutos el cajero de un banco y huyeron en dos vehículos.

Por el momento no hay datos que evidencien una relación entre los robos de Torrent y Gran Alacant en Santa Pola, aunque sí coincide que en ambos casos aparece un coche ranchera en la escena del robo.

El incidente ocurrido ayer en Santa Pola se produce después de otro asalto similar, aunque con método diferente, ocurrido la madrugada del pasado 8 de julio en Orihuela Costa. Patrullas de la Policía Local y Guardia Civil de Orihuela lograron frustrar el robo de un cajero automático con un camión-grúa sustraído previamente el día antes en Aspe.

Los ladrones llegaron a arrancar el cajero con la grúa del camión pero se dieron a la fuga cuando advirtieron la presencia de las dotaciones de la Guardia Civil y Policía Local.

Por otro lado, la Policía Nacional detuvo en 2017 en Santa Pola y El Altet a cinco miembros de una banda que reventaba cajeros con explosivos en la provincia de Alicante.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats