Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía de Elche desmantela en Saladas un matadero clandestino de corderos y detiene a su titular

Realizaban sacrificios sin las medidas sanitarias y después transportaban las piezas de carne en vehículos particulares

La Policía de Elche, en el matadero ilegal de Saladas.

La Policía de Elche, en el matadero ilegal de Saladas. información

La Policía Local de Elche ha descubierto un matadero clandestino de corderos en la pedanía ilicitana de Saladas, donde se sacrificaban a los animales con motivo de la festividad del cordero.

Se ha identificado y denunciado al titular de la granja y a varias personas que presuntamente participaban en las matanzas y en la venta de carne. Los efectivos irrumpieron en la instalación en el momento en el que se estaba llevando a cabo uno de los sacrificios. La Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente (UMA) del cuerpo local, tras llevar a cabo una investigación, localizó la explotación y comprobaron que se estaban sacrificando animales sin las correspondientes medidas higiénicas y sanitarias. Los agentes recuerdan que esta actividad solo se puede realizar en mataderos autorizados y con supervisión veterinaria para certificar que la carne «es apta para el consumo humano y que las instalaciones reúnen las debidas condiciones sanitarias».

Los agentes interrumpieron uno de los sacrificios, que se estaba realizando dentro de un remolque metálico. El vehículo fue precintado de inmediato evitando así la muerte de más animales de la explotación ganadera.

Durante la investigación se pudo comprobar que el titular de la explotación no solo vendía los corderos sino que ofrecía como servicio adicional el uso de las instalaciones y las herramientas propias para la matanza y el despiece de los animales. Asimismo, los clientes de este matadero clandestino transportaban la carne en sus vehículos particulares sin las mínimas condiciones higiénicas.

Los efectivos también levantaron un acta de infracción a los presuntos compradores por el transporte de los productos de manera irregular sin reunir las medidas sanitarias exigibles en el caso de los despieces, así como por el transporte de animales vivos en vehículos particulares. La cuantía de las multas puede oscilar entre 3.001 y 60.000 euros, en el caso de las graves, y entre 60.001 y 1.200.000 euros en las muy graves.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats