Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Irrumpe a gritos en una misa evangélica y le acusan de ofender los sentimientos religiosos

El hombre entró en la iglesia insultando a todos los asistentes y se peleó después con la Policía

Policías nacionales en una intervención, en una foto de archivo. | ÁXEL ÁLVAREZ

Policías nacionales en una intervención, en una foto de archivo. | ÁXEL ÁLVAREZ

Un día antes de que se declarara el estado de alarma en toda España, un hombre entró en una Iglesia Evangelista de Alicante en mitad de la misa y empezó a insultar a todos los que se allí se encontraban, intentar agredirlos , mientras decía «tenéis que morir todos, me cago en Dios». La situación acabó con un enfrentamiento con los agentes de la Policía Nacional que acabaron llevándoselo detenido tras un forcejeo. La Fiscalía le reclama seis meses de cárcel por un delito contra los sentimientos religiosos, así como atentado a los agentes de la autoridad por los que reclama la pena de nueve meses de prisión.

La causa por estos hechos ocurridos el 13 de marzo de 2020 en un juzgado de lo Penal de Alicante. Según el escrito de acusación al que ha tenido acceso este diario, sobre las 16.00 y cuando en la iglesia evangélica sita en la calle Bono Guarner se estaba celebrando una misa, el acusado entró en el templo muy agitado y en estado agresivo increpando a todos los asistentes al culto. Sus gritos y sus insultos obligaron a parar la celebración. En un momento dado, uno de los asistentes que trató de calmarlo estuvo a punto de recibir un puñetazo.

La Fiscalía de Alicante considera que cuando el acusado siguió los pasos del actor Willy Toledo al expresar palabras injuriosas contra las creencias religiosas de los asistentes a la misa, al tiempo que amenazaba a todos los asistentes a la misa cometió un delito contra los sentimientos religiosos.

Los propios feligreses le sacaron de la Iglesia, mientras avisaban a la Policía Nacional que no tardó en personarse en el lugar del altercado, uniformados y con placa, para identificar al acusado.

Pelea

Sin embargo, éste persistió en su actitud y les dijo «no me sale de los huevos daros mi documentación, que sois unos gays y unos hijos de puta, os voy a matar, dejadme coger mi cazadora que os voy a rajar». Los funcionarios trataban de calmarlo, mientras le reclamaban que se identificara. Pero éste, no solo mantuvo su actitud sino que trataba de coger la cazadora apoyada sobre un coche.

La cosa al final llegó a las manos cuando el acusado se lanzó sobre uno de los policías arañándole el cuello y el hombre; y otro le arañó en un brazo y le lanzó un puñetazo en el torso, relata la Fiscalía. Finalmente pudieron reducirlo. Al comprobar los bolsillos de la cazadora, los agentes encontraron un cuchillo de ocho centímetros de hoja. Los dos policías resultaron con heridas de carácter leve.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats