Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sancionan a un bañista de 47 años en Asturias por masturbarse en una playa

La Policía, alertada por salvamento, identificó y multó al hombre por la ordenanza de convivencia, pero no le detuvo al no haber niños cerca

Una pareja de agentes, en San Lorenzo, multando al bañista.

Una pareja de agentes, en San Lorenzo, multando al bañista.

La tranquilidad habitual en la playa de San Lorenzo (Asturias) se vio trastocada ayer por la tarde ante la presencia de un hombre que comenzó presuntamente a masturbarse mientras estaba tumbado sobre su toalla, tomando el sol en la parte izquierda de la Escalerona mirando al mar. Fue uno de los bañistas quien se percató de estos hechos y alertó al servicio de Salvamento de la playa, que a su vez comunicó el incidente a la Policía Local. “Nunca vimos nada parecido estando en la playa”, coincidieron varias usuarias habituales del principal arenal gijonés que se dieron cuenta de lo ocurrido al ver a los policías en la arena.

Hasta el lugar, poco antes de las tres de la tarde, se dirigieron dos agentes de la Policía de Proximidad para identificar al bañista, que resultó ser un hombre de 47 años. Tras entrevistarse con este individuo, los policías procedieron a sancionarle en virtud de la ordenanza municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales. No obstante, tal y como confirman fuentes municipales, los agentes no detuvieron a este individuo dado que en el momento en el que este hombre estaba masturbándose, según la denuncia del otro bañista, no había menores de edad cerca, lo que sí hubiese constituido un delito que implicaría su arresto.

En el caso de que durante su acción hubiese habido niños o personas discapacitadas cerca, según el Código Penal, hubiese incurrido en un delito de exhibicionismo castigado con penas de prisión de seis meses a un año o pena de multa de doce a veinticuatro meses. En este caso de ayer por la tarde en la playa de San Lorenzo, solo se le propuso para sanción económica en base a la ordenanza municipal.

Este año, por ejemplo, la Policía Nacional detuvo a un gijonés de 33 años por realizar actos obscenos ante los menores de un colegio. Según trascendió entonces, este hombre se estaba masturbando asomado a la ventana, a la vista de los niños que jugaban en el patio. Varios de esos menores que se percataron de lo que estaba haciendo alertaron de esta conducta exhibicionista que se producía en las horas de recreo y de comedor cuando salían de las aulas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats