Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell lleva gastados cerca de 80 millones en paliar los daños de la gota fría en la Vega Baja

Más de un tercio del dinero se ha destinado a ayudas a los propietarios de viviendas y de automóviles y 15 millones para que los agricultores arreglen sus infraestructuras y caminos, aunque sean privados - Más de 2.000 afectados han cobrado ya los 1.500 euros para comprar enseres

La Vega Baja sufrió numerosos daños por el paso de la gota fría y las riadas, que aún se cuantifican.

La Vega Baja sufrió numerosos daños por el paso de la gota fría y las riadas, que aún se cuantifican. tony sevilla

La Generalitat Valenciana ha pagado ya una factura de casi 80 millones de euros para paliar los numerosos daños causados por la gota fría, que afectó especialmente a la Vega Baja. Es dinero ya invertido en ayudas, subvenciones y arreglos urgentes. Una cuantiosa cantidad que se verá incrementada porque quedan aún por cuantificar los daños en infraestructuras como puentes o carreteras de competencia autonómica, que el departamento de Arcadi España sigue valorando, y que será una factura millonaria, y los arreglos en algunos centros sanitarios. El Consell ha actuado rápido, tal y como prometió el presidente de la Generalitat Ximo Puig, para que el dinero llegara lo antes posible para poder empezar con la recuperación de la comarca, que ha sufrido el peor desastre en 140 años con la pérdida de tres vidas humanas y numerosísimos daños materiales y económicos -se estima la pérdida de unos 600 empleos como consecuencia directa de la DANA-.

Los datos de los gastos de cada conselleria los está centralizando la delegación del Consell en Alicante, con la oriolana Antonia Moreno al frente. Y son muchos. Solo en centros educativos el gobierno valenciano ha tenido que actuar en 37 para que pudieran retomar su actividad, con una factura total de 1,5 millones de euros. Aunque la mayor partida se la llevan las ayudas a los propietarios de viviendas y de automóviles que hayan sufrido daños. El Consell aprobó dos decretos en este sentido con una inversión de 30 millones de euros. Se trata de ayudas directas para pagar los daños siempre que no estén cubiertos por el sistema general de seguros. Por destrucción total de la vivienda se concede hasta el 100% de los daños valorados -con un máximo de 15.120 euros si es vivienda habitual, y de 12.118 si no lo es-, el 50% para arreglos estructurales -con un máximo de 10.320 euros para viviendas habituales y de 8.974 para el resto- y hasta 5.160 euros en residencias habituales y 4.062 en las que no lo son, para otros arreglos. En el caso de los vehículos, la ayuda asciende a 1.000 euros para adquirir un automóvil y 200 para una moto, 500 euros más en el caso de ser eléctricos o híbridos.

Primeros pagos

Otros 13,5 millones de euros se han destinado al pago de las ayudas de enseres de primera necesidad. Son las primeras que se aprobaron y las que ya están empezando a recibir los afectados, con una ayuda directa de 1.500 euros por vivienda, ampliables hasta 4.000 tras la visita de un perito al inmueble, que aún no se ha realizado. Tras acabar el plazo para solicitar estas ayudas la Generalitat ha atendido un total de 8.130 solicitudes (Orihuela es la localidad donde más se han recibido con 2.947). Más de 2.000 personas ya han visto ingresados en sus cuentas los primeros 1.500 euros. A estas ayudas se suman las habilitadas para el alquiler de una vivienda cuando hay afectación grave para lo que ha destinado medio millón para abonar a cada solicitante 450 euros al mes.

La inversión del gobierno valenciano no acaba ahí. A través de la empresa pública Tragsa se han dispuesto 15 millones de euros a disposición de las comunidades de regantes y agricultores para emergencias destinadas a la reparación urgente de infraestructuras agrarias de regadío en la Vega Baja y de caminos y zonas afectadas. Muchos agricultores y regantes no pueden acceder a sus fincas al haber quedado destrozados los caminos de acceso. La orden es la de arreglarlos ya sean públicos o privados.

Por su parte, los ayuntamientos están recibiendo 10 millones de euros para pagar los gastos extraordinarios y urgentes que han tenido que asumir, como, por ejemplo, la contratación de servicios especiales de recogida de basuras y enseres o arreglos urgentes. Esas facturas pagadas por los consistorios las están remitiendo a la Generalitat para su abono. Además, cierra la lista de ayudas el Plan de Empleo extraordinario con 5,8 millones de euros destinados a promover contratos con una duración de, al menos, seis meses a jornada completa.

El gobierno valenciano está siendo el más eficaz en el pago de las ayudas y la llegada del dinero para reparaciones. El gobierno central también aprobó las suyas. En este sentido, el número 2 de la candidatura de Cs en Alicante al Congreso, Juan Ignacio López-Bas, denunció ayer «la negativa de PSOE, Unidas Podemos y Compromís en el Congreso a permitir enmiendas que mejorarían y ampliarían los beneficiarios por el decreto de ayudas a los afectados, al rechazar la tramitación como proyecto de ley urgente».

Agroseguro abona 16,28 millones a los agricultores

Los mayores daños se produjeron en la Vega Baja y la factura aún puede subir por la muerte de árboles o las enfermedades

Agroseguro ha iniciado el pago de las indemnizaciones por los daños causados por la depresión aislada a niveles altos de la atmósfera (DANA) de septiembre con el abono de 16,28 millones de euros a los agricultores afectados tanto en la provincia de Alicante como en la de Murcia. En concreto, estos pagos corresponden a aquellas tasaciones definitivas que se han podido ir realizando, ya que hay que tener en cuenta que este fenómeno dejó a su paso cultivos inundados que pueden presentar daños de evolución, como son la muerte del árbol, o la posibilidad de aparición de enfermedades fúngicas derivadas del exceso de humedad y de la imposibilidad de la realización de tratamientos fitosanitarios.

De esta forma, el resto de los pagos se irán realizando a medida que se puedan hacer las tasaciones definitivas. Agroseguro ha recordado que éste ha sido el mayor siniestro de gota fría en la historia del seguro agrario, donde se vieron afectadas sobre todo las producciones de cítricos, hortalizas (en su mayoría brócoli, lechuga, melón y pimiento) y uva de vino y mesa.Hasta el momento se han recibido partes de siniestro correspondientes a más de 41.000 hectáreas. La zona afectada fue muy extensa, si bien los mayores daños se localizan en la Vega Baja, sobre todo en Orihuela . En el caso de la Región de Murcia, las precipitaciones llegaron acompañadas de pedrisco, que agravó los daños.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats