Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reunirá a las Ampas para «aclarar dudas»

El PSOE de la Vega Baja defiende la ley del Plurilingüismo y reunirá a las Ampas para «aclarar dudas»

Los socialistas contraprograman la manifestación de los padres con una reunión tres días antes y acusan al PP y a otros sectores de «intoxicar» a la opinión pública

Protesta de padres contra la enseñanza en valenciano en la Vega Baja, en una imagen de archivo.

Protesta de padres contra la enseñanza en valenciano en la Vega Baja, en una imagen de archivo. tony sevilla

El PSOE de la Vega Baja reunirá a los representantes de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de la comarca el próximo 15 de enero, tres días antes de la manifestación convocada en Orihuela por las ampas provinciales contra la ley del Plurilingüismo y su implantación desde el próximo curso y bajo el lema «por el derecho a elegir la lengua vehicular de las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas». Los socialistas contraprograman así la protesta, a la que se han sumado diferentes ayuntamientos gobernados por el PP y Cs, con el objetivo, explica el alcalde de Rafal y diputado autonómico del PSOE Manuel Pineda (promotor de la reunión) de «aclarar dudas» a los padres tras los mensajes «que son mentira» lanzados, señala, por el PP y desde otros sectores que «han intoxicado a la opinión pública».

El secretario de los socialistas comarcales señaló a este diario que su partido defiende la ley del Plurilingüismo impulsada por el conseller Vicent Marzà «porque hay que proteger las lenguas minoritarias y cumplir así con el mandato del Estatuto de Autonomía, de la Constitución y de la propia Unión Europea, y la única manera es hacerlo en el sistema educativo, y se hará de manera gradual, desde primero de la ESO y con base en lo que aprueben los consejos escolares, que serán los que decidan sus planes para el próximo curso con más o menos valenciano», explicó Pineda. La reunión tendrá lugar a las 17 horas en el IES de Rafal y a la misma los socialistas tienen previsto invitar a las 40 ampas de institutos de toda la Vega Baja, así como a los 27 alcaldes de la comarca. A la reunión asistirá el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, «que aclarará todas las dudas y responderá a todas las preguntas después de la diversidad de opiniones e interpretaciones erróneas y partidistas que se están haciendo sobre el Plurilingüismo», señaló Pineda. «Incluso, planteamos hacer dos reuniones diferenciadas ese día, a las cinco con alcaldes y a las seis con las ampas, para una mejor organización», dijo.

«Encerrona»

El anuncio de la reunión convocada por los socialistas llega tres semanas después de la promovida por el alcalde de Callosa, el popular Manuel Martínez, contra el Plurilingüismo y a la que, a pesar de estar los 27 regidores invitados, solo acudieron representantes del PP y Cs. «No podíamos ir los socialistas porque era una encerrona, ya con el encabezamiento de la carta que envió el alcalde de Callosa hablando de defender la libertad, algo que nunca se ha puesto en riesgo, y no lo podíamos tolerar desde el PSOE y se vio que era una reunión política con el objetivo de meter presión a la conselleria y al gobierno de Ximo Puig», manifestó Pineda.

El PSOE comarcal quiere trasladar a los padres en esa reunión «que es mentira que se vayan a imponer el 50% de asignaturas en valenciano y todo lo que se está diciendo y los socialistas queremos que los padres acudan si quieren a la manifestación de Orihuela, pero que lo hagan con criterio y con la verdad en la mano», indicó el mandatario socialista. «Aquí en la Vega Baja jamás se va a hablar valenciano, eso lo tenemos todos claro, porque lo que nos identifica es nuestra forma de hablar, que nos hace tener un sentimiento de pertenencia, pero hay que proteger la lengua valenciana y tener un mínimo conocimiento de ella, además de que sirve para optar a un puesto público en la Comunidad Valenciana, donde es una lengua oficial, y la Vega Baja pertenece a ella», manifestó Manuel Pineda.

La ley prevé hacer una evaluación de su implantación a los 4 años, y si no se cumplen los objetivos, señala Pineda, «habrá que darle una vuelta». El socialista recuerda que la ley pretende una inmersión lingüística no solo en valenciano, también en inglés. «Lo que preocupa aquí a los profesores no es el valenciano, es dar las clases en inglés porque ahí sí que hay un problema para transmitir y que se comprenda y, por ello, el Consell está formando al profesorado, ya que en valenciano todos están capacitados», concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats