Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un avería en el trasvase vuelve a cortar el envío de agua del Tajo a la provincia

El sector agrícola acoge la noticia con tranquilidad al estar los embalses del Segura al 47% gracias a las lluvias

El agua del Tajo llegaba sin problemas desde el 2 de marzo ANTONIO AMORÓS

Una avería en uno de los canales del trasvase Tajo-Segura a la altura del embalse del Talave ha obligado esta semana a cortar el envío de agua a Alicante y Murcia, que recibía caudales sin problemas desde el pasado 2 de marzo. Una situación que, más avanzado el año, sería letal, pero que esta vez no va provocar excesivos problemas en el regadío ni en el abastecimiento urbano, dadas las reservas acumuladas tras un invierno generoso en lluvias. El corte del trasvase deja sin enviar un total de unos 120 hm³ de agua, que son los que se deben desde que arrancó este año y que se mantienen embalsados en el complejo de Entrepeñas y Buendía.

La recuperación de las reservas de agua en los embalses de Entrepeñas y Buendía, que ayer almacenaban 756 hm³, da un colchón de agua trasvasable de 356 hm³ y asegura, además, que este mes de abril se mantenga la situación 2, lo que concede, automáticamente, otro envío de 38 hm³. Ahora mismo, en un momento en el que la producción agrícola es más importante que nunca, la naturaleza también acompaña, y está lloviendo sobre el Tajo donde, además, el grado de evaporación en los embalses es mucho menor, por lo que, según apuntaron ayer fuentes del sector del colectivo de regantes del trasvase, la avería en uno de los canales del Tajo-Segura viene hasta bien. «El agua no se pierde porque está asignada y nuestros embalses y balsas de riego están con buenas reservas», subrayó ayer Ángel Urbina, presidente de la SAT San Enrique. «Lo que es importante, no obstante, es que nadie se relaje y recordemos al Ministerio que este mes también nos corresponden otros 38 hm3», añadió Urbina. La situación en estos momentos no es de alarma en el sector agrícola -también ha llovido en el Medio y en el Alto Vinalopó-, pero las previsiones meteorológicas y la propias reglas de explotación del Tajo-Segura prevén a que partir de mediados de mayo llegue el calor y el aumento de la necesidades de agua, hoy no tan apremiantes. Los embalses del Júcar y del Segura han aumentado sus reservas de agua en la última semana y alcanzan el 54,4% en el del Júcar, y el 43,7% en el del Segura.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats