El perro sin pelo del Perú está considerado como una de las razas más exóticas entre todos los canes, sobre todo en Europa. De ser discriminado durante largos años por su singular apariencia, a ser reconocido de forma totalmente oficial como Patrimonio Cultural de su país de origen desde hace ya más de 20 años. 

Su gran particularidad es su pelaje, o más bien, la ausencia de él. Y la pregunta en torno a este tema es evidente: ¿Por qué no tiene pelo? ¿Es una mutación o siempre ha sido así? Vamos a intentar hallar la respuesta a estas cuestiones.

Por sorprendente que pueda parecer, el perro sin pelo peruano, también conocido como Viringo (que en quechua, la lengua nativa, significa "avisador", aunque otras teorías apuntan a que este nombre está asociado al hecho de no tener pelo, ya que la palabra se usa como sinónimo de desnudo en otros puntos de Sudamérica) es un perro del tipo primitivo. ¿Qué quiere decir esto? Que su morfología no ha variado en nada desde que empezaran a dar sus primeros pasos sobre la faz de la Tierra, hace miles de años. Lo que habla del enorme valor natural de esta familia de canes.

Xoloitzcuintle vs perro sin pelo del Perú: ¿Son la misma raza?

Además de esta, solo hay otras cuatro razas de perros consideradas totalmente puras en la actualidad, y son el perro de Canaán, el basenji, el pharaoh hound (o perro del faraón) y el xoloitzcuintle (el perro sin pelo mexicano). Este último tiene un aspecto muy similar al peruano, pero cabe mencionar que las razas de perro sin pelo del Perú y xoloitzcuintle son dos linajes diferentes, aunque las diferencias a simple vista entre ambos animales son difíciles de apreciar.

En definitiva, el origen del perro sin pelo del Perú ha sido respetado por la naturaleza y la influencia humana, y su aspecto no ha variado a lo largo de los milenios, ni tampoco se trata de ningún caso de mutación. Así que una vez sabido esto, toca responder a la otra pregunta: ¿Por qué no tiene pelo? La ciencia tiene la respuesta.

Concretamente, un científico. Pedro Weiss, médico e investigador peruano, señaló en sus años de trabajo que esta raza sufre el síndrome genético de hipoplasia ectodérmica, y la falta de pelaje es uno de sus síntomas. Este trastorno hace que esta raza tenga una temperatura corporal tres grados superior a la que tenemos los humanos. Este hecho despertó en la antigüedad rumores relacionados con que esta raza tenía propiedades medicinales y su compañía podía curar enfermedades del aparato respiratorio, unas teorías que no son ciertas.

Otra de las enfermedades del perro sin pelo del Perú que sufre de forma hereditaria es la hipotricosis congénita, que no es otra cosa que la ausencia de pelo. Por este motivo, su temperatura es mayor que la del ser humano, ya que es una forma de compensar la falta total de pelo que cubra su piel. Por este motivo, es importante que este animal viva en zonas cálidas, y en caso de no ser así, que tenga cerca una fuente de calor.