Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torre de les Maçanes

El PP presenta una moción de censura contra el alcalde del PSOE

Los tres ediles conservadores se apoyan en una tránsfuga para arrebatar la Alcaldía a David Espí

Los cuatro ediles, tres del PP y una tránsfuga del PSOE, ayer en el Ayuntamiento de la Torre de les Maçanes con la moción de censura. información

Salvo sorpresa mayúscula, la Torre de les Maçanes cambiará de color político el próximo mes de agosto. El Partido Popular presentó ayer una moción de censura contra el alcalde socialista, David Espí, que saldrá adelante gracias a la firma de una edil tránsfuga que formó parte de la lista de Espí el año pasado y de otro que había abandonado también las filas populares pero ha regresado a la formación. El resultado tan ajustado de los últimos comicios locales y la forma de cerrar el acuerdo de gobierno entre socialistas y Compromís, vaticinaban una inestabilidad política que ha acabado por romper la corporación apenas catorce meses después de las elecciones.

La moción cuenta con el apoyo de los tres concejales populares del municipio y con el visto bueno de Amparo Molla, la concejal no adscrita que formó parte de las listas del PSOE y que rompió su relación con el alcalde incluso antes del pleno de investidura.

Según han señalado fuentes políticas, el nuevo acuerdo entre populares y Molla estipula que la Alcaldía será para Cristóbal Sala, quien ya fuera primer edil de La Torre de les Maçanes en anteriores mandatos, hasta 2021, mientras que la exsocialista asumirá la vara de mando hasta que finalice el mandato, aunque ella misma lo niega por el momento y solo confirma que votará a favor de Sala.

La «parálisis» municipal y la «nula gestión» de Espí al frente del Ayuntamiento ha llevado al PP a buscar el cambió en la Alcaldía, según fuentes del partido conservador. Señalan que el ejecutivo socialista «no tenía ninguna acción de gobierno» y que el «relevo era necesario». Por su parte, el todavía alcalde del pequeño municipio, David Espí, rechaza de manera «rotunda» dichas afirmaciones y condena la jugada del PP, a los que acusa de «no saber respetar el juego democrático». La mañana de ayer transcurrió entre el cruce de acusaciones entre los concejales y momentos de tensión, aunque todo estéril ya que la maniobra popular parece estar bien atada.

De esta manera, Cristóbal Sala será alcalde de nuevo a partir del 10 de agosto, ya que el pleno extraordinario para el cambio está previsto para ese día a las 12 horas. La mala relación entre Espí y Molla ha venido como anillo al dedo al PP, puesto que el apoyo de la edil tránsfuga ha sido determinante para desbancar al PSOE y herirlo de gravedad, ya que su actual cabeza de lista reconoce que no seguirá en la política una vez pase el pleno. «Renunciaré a mi acta y dejaré la política, no me gusta este juego, es todo una mentira», sentencia David Espí. El socialista cargó duramente contra el PP por la jugada y también señaló a la edil no adscrita por dar su apoyo a los populares. «No puede ser que una minoría vaya a gobernar sobre la mayoría», explica el todavía alcalde, dado que defiende que él gobierna con los votos de Compromís.

Para el Partido Popular, este cambio supone acabar con una «ineficacia que ha durado 14 meses en el Ayuntamiento» . Reconocen que los contactos para la moción comenzaron a darse en agosto del verano pasado. Así pues, el PP recuperará la Alcaldía de la Torre de les Maçanes apenas un año y poco después de perderla, aunque la compartirá previsiblemente con la edil que les ha permitido regresar al poder.

Mala relación

El contacto entre David Espí y la edil Amparo Molla se rompió justo después de los resultados electorales, durante las negociaciones con Compromís para formar equipo de gobierno. El PSOE obtuvo tres concejales y precisaba de un cuarto para aventajar al PP y poder conseguir la vara de mando. El pacto firmado entre PSOE y la coalición progresista acabó con el entendimiento de ambos concejales y propició que Moya se fuera al grupo mixto. Su mala relación ha llevado a que la concejal votara más veces en los plenos a favor de la oposición que de su antiguo partido.

La propia edil acusa a Espí de haber ocultado el principio de acuerdo con Compromís cuando ella iba a ser teniente de alcalde y que, posteriormente, el cargo recayó sobre el concejal valencianista. «Yo empecé en el PSOE pero David Espí no me comunicó en ningún momento la decisión que había tomado, eso no se hace con una compañera». Fue entonces cuando el equipo de gobierno quedó integrado por dos ediles del PSOE y otro de Compromís. Mientras que la oposición la formaban hasta ahora tres del PP y la edil no adscrita.

David Espí carga duramente contra Moya y pide «soluciones para acabar con el problema del transfuguismo político». Con la maniobra orquestada por el PP, se pone fin a un proyecto socialista que ha durado un poco más de un año. El PSOE consiguió recuperar la Alcaldía de La Torre de les Maçanes tras 12 años de gobierno del PP y 16 años después del último ejecutivo socialista. Espí declaró en febrero que los movimientos de ediles al grupo mixto «no estaban afectado a la gestión». El bipartito consiguió sacar adelante los presupuestos públicos pero no ha podido con la moción de censura del Partido Popular.

Tres votos dieron la Alcaldía al PSOE en vez de al PP

Las elecciones locales de mayo de 2019 dejaron prácticamente en «empate técnico» los resultados obtenidos entre el PSOE y el PP. Los socialistas rascaron tres papeletas más que la formación conservadora aunque ambos sacaron tres concejales.

Compromís se quedó en un solo escaño y desempató a favor del PSOE para formar equipo de gobierno progresista. Esa decisión terminó con la salida de la edil, Amparo Moyá y dejó al bipartito sin apenas margen político.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats