Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mutxamel aprueba un nuevo pliego para el servicio de limpieza municipal

Comienza así el proceso para contratar a una nueva empresa que dé la prestación de los colegios y dependencias públicas

El concejal Rafael Pastor, del PP.

El concejal Rafael Pastor, del PP. información

La sesión plenaria del mes de julio del Ayuntamiento de Mutxamel aprobó ayer el nuevo pliego para el contrato del servicio de Limpieza de los edificios escolares y dependencias municipales del término municipal. La propuesta del equipo de gobierno de PP y Ciudadanos, defendida durante la sesión por el edil del ramo, Rafael Pastor, fue aprobada con los votos del bipartito y Compromís. Las formaciones de Vox y Podemos la rechazaron mientras el Partido Socialista se abstuvo. De esta forma, la localidad abre el procedimiento para contratar a una nueva empresa que se encargue de realizar la prestación en los colegios públicos, así como en numerosas dependencias municipales, como en el caso del Polideportivo.

La intención del Ayuntamiento era no seguir con la actual mercantil, Netalia SL., por los constantes problemas con las mensualidades que la firma ha protagonizado con la plantilla durante estos últimos años. El concejal de Limpieza, Rafael Pastor (PP), declaró durante la sesión que el bipartito no quería prorrogar el contrato y que se trata de un pliego «muy completo que ha tenido en cuenta una ampliación de los servicios y una mejora de las actuaciones en los edificios públicos».

«Se trata de unas bases que contemplan un contrato de cuatro años con posibilidad de una prórroga de uno más, y en las cuales se han incluido, en la medida de las posibilidades del Ayuntamiento, unas mejores condiciones laborales para los empleados», detalló Pastor. Asimismo, el edil agradeció la labor de la plantilla durante esos últimos meses de la pandemia y aseguró que con este pliego «no se repetirían los mismos problemas» que protagonizó la anterior empresa.

La propuesta contó con el apoyo de Ciudadanos y la oportuna firma. La oposición criticó al edil y al bipartito «las formas» de llevar a cabo la redacción del contrato. El PSOE recriminó a Pastor «las prisas y la falta de planificación» para trabajar. «Este nuevo pliego deja muchas dudas», dijo la portavoz, Loreto Martínez. Mientras que Compromís, pese a su apoyo, también cargó contra el bipartito por la ausencia de información.

Podemos y Vox votaron en contra. La formación ultra rechazó de manera notable la propuesta del PP y Cs por no ser convincente para los intereses de la plantilla de trabajadores. Podemos también habló de que no atendía todas las peticiones de los empleados e insiste en la municipalización.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats