Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Campello no ha reclamado aún el pago por apuntalar el Convent casi dos años después

El Consistorio no ha requerido todavía a los dueños de este inmueble protegido el abono de los casi 80.000 euros que costó la obra de urgencia que tuvo que realizar en 2019 de forma subsidiaria para evitar su desaparición, tras su derrumbe parcial

El Convent de El Campello permanece apuntalado tras un derrumbe parcial registrado a finales de octubre de 2019. |

El Convent de El Campello permanece apuntalado tras un derrumbe parcial registrado a finales de octubre de 2019. | INFORMACIÓN

A finales de octubre de 2019 se producía el derrumbe parcial de la cúpula del Convent de El Campello, de propiedad privada. Apenas una semana después, el Ayuntamiento iniciaba de forma subsidiaria las obras de urgencia de apuntalamiento, para evitar que el inmueble religioso más antiguo que queda en pie en El Campello se viniera definitivamente abajo, acabando los trabajos antes de la navidad de 2019. Pero casi dos años después, el Consistorio aún no ha requerido a los propietarios el pago de aquella obra, que ascendió a casi 80.000 euros a cuenta de las arcas municipales, según ha denunciado EU y confirmado el Ayuntamiento.

Desde la concejalía de Patrimonio que dirige el propio alcalde Juanjo Berenguer (PP) explicaron que se trata de un tema muy complejo, con múltiples propietarios como consecuencia de una herencia cuyas identidades se está tratando de averiguar, y que se está trabajando en poder requerirles la cuantía, así como exigirles el mantenimiento de este inmueble protegido del siglo XVII para frenar su enorme deterioro.

Pero en cambio desde EU no entienden que casi dos años después la Corporación haya sido incapaz de repercutir a los propietarios los 80.000 euros. Su edil Pedro Mario Pardo lamentó que «no se ha hecho nada por proteger el patrimonio, a pesar de las constantes advertencias realizadas por EU de la necesidad de actuar con urgencia debido al avanzado deterioro», recordando que y en 2014 se produjo un primer aviso con un pequeño desprendimiento de algunos de los muros antes de derrumbarse en 2019 gran parte de la fachada, «obligando al Ayuntamiento a actuar. Pero como siempre hace: tarde y mal».

Por su parte, el responsable local de Patrimonio Cultural de EU, Juanjo Galvañ, destacó que «esta es una oportunidad para poder adquirir el inmueble para que pase a ser público. Aprovechando el dinero que deben los dueños, se podría hacer un convenio de cesión de la titularidad a cambio de renegociar los casi 80.000 euros que adeudan, ya que han demostrado ser incapaces de mantener el inmueble».

Para finalizar, el portavoz de EU afirmó que «un concejal de Patrimonio debe mostrar un mínimo interés. Y en este mandato no se ha avanzado nada en la conservar el patrimonio maltrecho de El Campello: Villa Marco, Torre de Reixes, Torre de Marco, fortín íbero de Aigües Baixes, Convent... Es hora de que asumir responsabilidades, o cederle las competencias a otra persona. No caben más excusas, por lo que exigimos que haga cumplir su propio decreto o de lo contrario nos obligará a adoptar otras medidas. El dinero público y el patrimonio no se pueden gestionar con tanta irresponsabilidad».

El alcalde ordenó a través de un decreto en febrero de 2020 repercutir al dueño que figura en el Catastro y al resto de posibles titulares que figuren en el Registro de la Propiedad el coste de la obra, que se realizó por el «riesgo inminente de ruina», así como requerirles para que asuman sus obligaciones y mantengan «el inmueble catalogado en condiciones de seguridad, rehabilitándolo a su cargo». Pero la complejidad para averiguar la identidad de todos los propietarios mantiene sin poder repercutir el coste de la actuación, ya que debe ser reclamada a todos los dueños, según apuntan desde el Consistorio.

La actuación de urgencia se realizó tras el hundimiento de los muros de cerramiento norte y oeste, junto con la cubierta de la crujía norte de la nave, así como la pilastra noroeste que sustenta la cúpula existente, y la parte noroeste del tambor y la cúpula. Por ello se levantó una estructura para apuntalar la cúpula para evitar que se viniera definitivamente abajo. Además, el Convent tiene edificaciones anexas habitadas, lo que dificulta las actuaciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats