Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PSOE y Cs adjudican la construcción del pabellón deportivo de Xixona por 4 millones

El pleno da vía libre al inicio de las obras con la licitación del contrato, que supone la mayor inversión en la historia del municipio - El cambio de postura de los naranjas con su entrada en el gobierno ha permitido desbloquear el proyecto

Recreación virtual del pabellón que se va a construir en Xixona. | INFORMACIÓN

El pleno de Xixona da vía libre al inicio de la construcción del pabellón cubierto por cuatro millones de euros. La sesión ordinaria celebrada en la noche del jueves aprobó, con los votos en solitario del equipo de gobierno formado por PSOE y Cs, la licitación de la obra a la empresa Doalco. La previsión del ejecutivo es que las obras puedan arrancar a finales de este año o a principios de 2022, según explicó el edil de Contratación, Ricardo Mira (PSOE). Una actuación que supone la mayor inversión realizada en la historia en Xixona, que ha contado con el rechazo de la oposición formada por PP, Compromís y Més Xixona, y ha estado dos años paralizada por la falta de mayoría de los socialistas.

Cs, pese a haber sido en los últimos años uno de los grandes críticos con este proyecto por su alto coste, finalmente ha permitido desbloquear el pabellón, en virtud del pacto de gobierno que se cerró en 2020 con el PSOE. Entre los acuerdos en la entrada de Cs en el ejecutivo dirigido por la alcaldesa Isabel López figuraba que los proyectos que estaban en marcha debían seguir adelante. Y uno de ellos era el pabellón, que se va a levantar entre el Polideportivo y el Centro de Salud. Contará con 5.177 m2 y estará dividido en tres plantas, con dos pistas y capacidad para 554 espectadores.

El edil de Contratación explicó que este tema tendrá que volver a pasar en unas semanas por el pleno para la formalización del contrato con la adjudicataria. La mercantil tiene ahora 10 días para presentar la documentación necesaria para la firma del contrato, y culminar así un proceso que a finales de 2018 se vio paralizado durante meses por el recurso de una de las empresa que se presentó al concurso, hasta que se pronunció el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales a escasos días de las elecciones del 26-M de 2019. Entonces, ya no había tiempo para llevar a pleno la licitación de las obras por los comicios, que dejaron sin mayoría a PSOE y Més Xixona, formaciones que aprobaron el proyecto a finales de 2018, por lo que los socialistas, pese a mantener la Alcaldía, no han podido reactivar el proyecto hasta la entrada en el ejecutivo de Cs.

Desde Cs su portavoz Javier Gutiérrez defendió que su formación está a favor de realizar inversiones en Xixona, tanto del pabellón como de otras infraestructuras como la piscina climatizada o el auditorio, o en el Casco Antiguo. Y todo pese a que Cs se opuso en el pasado mandato a este proyecto por su coste y exigía una gran rebaja para apoyarlo.

Rechazo vecinal

Desde el PP su edil Juan Carlos Francés reiteró el rechazo de su formación a este proyecto, recordando que «mucha gente está en contra» y que los populares están a favor de un pabellón pero no a ese precio. Reclamó inversiones necesarias como una nueva piscina climatizada y agregó que tras ya este el cuarto mandato consecutivo del PSOE «seguimos teniendo las mismas infraestructuras, el mismo polideportivo y la misma piscina climatizada».

Por su parte el portavoz de Compromís, Joan Arques, también insistió en el rechazo de su formación al proyecto por su alto coste y recordó que Cs en el pasado mandato se oponía a esta obra.

Desde Més Xixona su regidor Marcos Ros también manifestó el rechazo de su formación, justificándola en que en 2018 exigieron rebajar de su coste y obtener subvenciones. Pero la alcaldesa le recordó que tras una negociación con Més Xixona su formación cambió el sentido del voto, gracias a la obtención de ayudas para otros proyectos como la rehabilitación de la Casa Rovira, para la que llegaron 1,2 millones, y Més Xixona aprobó junto con el PSOE el proyecto y la salida a licitación a finales de 2018. López destacó que «Més Xixona apoyó este proyecto tal y como está ahora».

A pesar de ello, Ros, que no era edil entonces, insistió en que las exigencias de Més Xixona no se cumplieron y que rechazan el proyecto. Del mismo modo Ros reclamó que son más urgentes inversiones en el ámbito cultural, como hacer un auditorio nuevo, ya que advierte que con la futura reforma del Cine de Dalt, su aforo se reducirá.

Por su parte el edil de Contratación recordó que el Ayuntamiento ha destinado una partida para hacer un estudio sobre la viabilidad de cubrir la piscina del Polideportivo o construir otra, y también se ha destinado dinero para redactar el proyecto del auditorio. Y destacó que el pabellón va a ser «un reactivo para el pueblo, a nivel deportivo, social y cultural».

Compromís lamenta la decisión del ejecutivo

Desde Compromís han lamentado este viernes a través de un comunicado la decisión del gobierno local de Xixona, explicando que "'¿Es necesario hipotecar el futuro de todo un pueblo por un pabellón inasumible y sin consenso como este?" fue la pregunta formulada por parte del concejal y portavoz de Compromís en Xixona, Joan Arques, quién también señaló que «es un despropósito lapidar en este proyecto la mitad del dinero que el Ayuntamiento tiene en el banco. Si disponemos de ese dinero es porque tenemos un equipo de gobierno incompetente que ni quiere ni sabe ejecutar ninguno de los proyectos que Xixona tanto necesita".

Destacan que "'Celebramos' que los representantes de Ciudadanos, en especial su portavoz y diputado provincial, Javier Gutiérrez, se quiten las máscaras y demuestren una vez más cuál es el precio a pagar a cambio de tener concejalías de gobierno: votar a favor del pabellón del PSOE cuando en campaña electoral prometieron que nunca lo harían. Una estafa a sus votantes que lamentamos muchísimo", recalcó Arques.

El también concejal de Compromís, Lucas Sirvent, añadió: "Estamos a favor de que nuestro pueblo cuente con un pabellón, pero no a este precio. Votaremos que no, como siempre hemos hecho, y seguiremos defendiendo que otro modelo es posible, que no nos cueste una fortuna, porque hace falta invertir en muchas otras carencias que los xixonencs y xixonenques. Por desgracia esta coherencia no la pueden demostrar otros grupos políticos del Ayuntamiento".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats