Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Busot exige al Consell una rotonda y un carril bici en la CV-773 ante su elevada peligrosidad

El pleno pide a la Generalitat ejecutar la segunda fase de la reforma del vial a su paso por las urbanizaciones de Los Patos y Bonalba Alta - Alerta del riesgo para los ciclistas al no haber arcén en 9 km, y para los conductores por un cruce conflictivo

Tres ciclistas circulan por el tramo reformado en 2015 de la CV-773, que carecen de arcén al quedar por urbanizar el margen izquierdo, donde se proyecta un carril bici. | J.A.RICO

Busot reclama a la Generalitat la ejecución de la segunda fase de la mejora de la CV-773 para acabar con la inseguridad vial que sufre esta vía. El Ayuntamiento ha aprobado una moción presentada por el PP para advertir de la necesidad de que se complete la obra realizada entre 2014 y 2015, dada la peligrosidad que genera la ausencia de arcén para los ciclistas, y de acera en un lado de la vía para los peatones. Y es que entonces quedó sin urbanizar uno de los lados de la calzada, pendiente de esa segunda fase desde hace seis años.

La petición fue aprobada en el último pleno ordinario con los 8 votos del PP y la abstención de Compromís (2) y PSOE (1), por lo que el Ayuntamiento que preside el popular Alejandro Morant ha remitido el acuerdo a la Generalitat, en el que se insta a que incluya en sus presupuestos la partida necesaria para el proyecto y construcción de una glorieta de acceso a la altura de la urbanización Hoya de los Patos, en el punto kilométrico 3,8 de la CV-773 entre Mutxamel y Busot, así como un carril bici o ciclo-peatonal en el margen izquierdo en dirección Mutxamel de la travesía de esta carretera entre las urbanizaciones Los Patos y Bonalba Alta.

El pleno considera que «esta obra es de vital importancia para garantizar la seguridad viaria de peatones, conductores y ciclistas». El alcalde, Alejandro Morant, explicó a este medio que con una zona específica para las bicis en la travesía se lograría mejorar la seguridad de los ciclistas, al mismo tiempo que se facilita la fluidez del tráfico. Y este carril bici sería una primera fase para más adelante prolongarlo hasta el casco urbano. Igualmente, la rotonda permitiría acabar con un peligroso cruce.

La moción recuerda que en 2008 el Ayuntamiento contrató, a instancias de la Dirección General de la Conselleria de Infraestructuras, la redacción de un proyecto de acondicionamiento y mejora de la seguridad vial en la travesía que discurre por la CV-773 a su paso por estas dos urbanizaciones.

Señala que «desde su redacción y presentación, el Ayuntamiento ha estado tratando de que la Generalitat, como responsable de su conservación y mantenimiento, se hiciera cargo de la ejecución total del mismo al ser la titular de la vía. En 2015, tras mucha insistencia, se ejecutó parte del proyecto que consistió en la construcción de la acera del margen derecho -en sentido Mutxamel, y la instalación de varios badenes para ralentizar la velocidad de los vehículos, con cargo al presupuesto de conservación y mantenimiento de las carreteras de la Generalitat». Un obra que costó 850.000 euros.

Recuerda que «desde entonces y hasta la fecha, hemos venido reivindicando anualmente la finalización del resto de inversiones a mejoras planteadas en dicho proyecto, quedando pendiente la ejecución de dos partes muy importantes», como la construcción de una rotonda de acceso y de un carril ciclo peatonal a su paso por la travesía de Los Patos y Bonalba Alta.

Busot destaca que «el objetivo de estas propuestas es básicamente la de mejorar la seguridad de peatones, conductores y ciclistas, que diariamente transitan y conviven en esta zona. En el caso de los ciclistas, son más de 2.000 los que semanalmente transitan por esta carretera, habiéndose incrementado notablemente desde la pandemia, y que, no existiendo en los cerca de 9 kilómetros de esta vía desde Mutxamel a Busot ninguna zona con arcén, se generan situaciones muy peligrosas entre ciclistas y conductores que arriesgan y ponen en peligro la integridad de los ciclistas al tratar de adelantar al no existir ensanches o zonas de adelantamiento en todo el recorrido».

Zona muy transitada

Y es que «esta vía sin arcenes, sobre todo los fines de semana, se convierte en una bomba de relojería al coincidir centenares de ciclistas con miles de coches, puesto hay que destacar que Busot es una población turística que cuenta con un atractivo como son las Cuevas del Canelobre, que reciben más de 70.000 personas cada año, lo que incrementa la circulación de vehículos por la zona, teniendo que soportar un tráfico adicional muy importante, siendo muchos de estos vehículos autobuses que no pueden adelantar a los ciclistas durante varios cientos o miles de metros, generándose colas y retenciones de tráfico».

Busot destaca que «en esta zona urbana existen más de 500 viviendas y residen más de 1.300 personas que diariamente transitan, pasean y circulan por la travesía, y la construcción de la rotonda eliminaría de un golpe el continuo peligro que supone el cambio y cruces constantes de carril para acceder a sus viviendas».

Reitera que «precisamente este último motivo es el que origina la insistencia de esta petición, ya que el acceso principal a la urbanización de Los Patos presenta un peligro constante al hacerse una intersección en T, un punto donde no cabe ni carril de desaceleración ni espacio para que quepan dos vehículos, parándose en mitad de la vía el vehículo que tiene permitido el giro a izquierda, acarreando un grave peligro de alcance por detrás al no existir apenas visibilidad que permita apreciar esta parada».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats