Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocentaina

La obtención de la licencia de actividad permite al parque de bomberos incrementar la presión del agua

Este trámite estaba impidiendo el cambio de contador para que los vehículos pudieran cargar sus cisternas con celeridad

Un camión de bomberos cargando agua en la red del polígono de Els Algars

Un camión de bomberos cargando agua en la red del polígono de Els Algars

La obtención de la licencia de actividad por parte del Parque Intercomarcal de Bomberos de La Montaña, situado de término municipal de Cocentaina, permitirá incrementar la presión del agua de la que se abastecen los camiones. Este trámite estaba impidiendo el cambio de contador y obligando a los vehículos a desplazarse en numerosos ocasiones al polígono de Els Algars, situado justo enfrente, para poder llenar las cisternas con la suficiente celeridad.

Tal y como se ha venido informando, personal del parque de bomberos ha venido denunciando que la falta de presión del agua del parque estaba propiciando que los camiones necesitaran mucho más tiempo del que resultaría adecuado para cargar sus cisternas, lo que podría suscitar un grave problema en caso de que se registraran dos incendios de forma consecutiva. Un vehículo nodriza, por ejemplo, tarda alrededor de una hora en cargar el agua, mientras que los urbanos-forestales precisan de más de 20 minutos, lo que se consideraba totalmente exagerado. Esta es la causa por la que en numerosas ocasiones los bomberos han venido realizando la operación de carga en el polígono industrial de Els Algars, situado enfrente, que sí cuenta con la suficiente presión.

El problema se venía registrando desde que hace alrededor de ocho años se rompió la conducción de agua que abastecía al parque desde Alcoy, momento en que pasó a depender de la red de Cocentaina. La falta de presión, sin embargo, se había agudizado en los últimos tiempos.

El obstáculo que había para incrementar la presión era la falta de licencia de actividad del parque, de la cual carecía hasta la fecha pese a tener 30 años de antigüedad. Fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, con todo, han informado que ya se ha obtenido el citado permiso, en un trámite mucho más complicado de lo esperado debido a que se ha tenido que localizar a las personas que hace 30 años trabajaron en la construcción de las instalaciones. También se han tenido que realizar algunas adecuaciones en el propio parque para adaptarlo a la normativa actual.

Con todo ello, y una vez la licencia ya está concedida, desde el Consorcio se espera que sea cuestión de días que se pueda instalar el nuevo contador y la falta de presión quede subsanada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats