Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desbroce natural en Ibi

El Ayuntamiento previene incendios forestales a través de un rebaño que pasta por el monte

Animales pastando en el
término municipal de Ibi
para mantener limpios 
los montes. JUANI RUZ | JUANI RUZ

Animales pastando en el término municipal de Ibi para mantener limpios los montes. JUANI RUZ | JUANI RUZ

La ganadería extensiva es uno de los mejores mecanismos naturales de prevención de incendios o, al menos, de que un posible fuego tenga consecuencias muy graves. La progresiva desaparición de rebaños es una de las causas de que los montes no se limpien de manera natural, y esas acumulaciones de hierba y material acaban convirtiéndose con demasiada frecuencia en una especie de combustible para las llamas. De ahí que se haga hincapié en la trascendencia que tiene la presencia de ganado en las zonas forestales, y que en ocasiones sean las administraciones públicas quienes toman la iniciativa.

El rebaño está compuesto por un centenar de cabezas, en su mayor parte ovejas. JUANI RUZ

El Ayuntamiento de Ibi ha retomado una campaña ya realizada antes de la pandemia de coronavirus, en la que un rebaño lleva a cabo estas tareas de desbroce natural del monte. Son un centenar de cabezas de ganado, principalmente ovejas aunque también hay algunas cabras, que a lo largo de los próximos meses van a recorrer diferentes zonas forestales del término municipal. La villa juguetera tiene importantes extensiones de bosque y monte bajo, sobre todo en la parte más oriental, tanto al norte como al sur del casco urbano. Ahora mismo los animales se encuentran pastando por el sector meridional, en la zona del Carrascal y el Quarter, por donde Ibi linda con Xixona.

Animales pastando en el término municipal de Ibi para mantener limpios los montes. JUANI RUZ

El pasto en esa zona se prolongará dos meses, hasta finales de julio, cuando el rebaño se desplazará a la parte norte, en la solana del parque natural de la Font Roja y sus zonas aledañas. Los itinerarios, según explican fuentes del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, vienen marcados en función del plan de incendios de la Generalitat. Los animales realizan cada día un recorrido aproximado de siete kilómetros, siguiendo una ruta definida de antemano, de manera que cubran bien toda el área y sin volver a pasar por un mismo lugar.

La actividad se lleva a cabo a través de un ganadero profesional. Pese al carácter industrial del municipio sigue siendo fácil ver por las afueras pequeños rebaños, pero apenas los quedan que tengan un número de animales suficiente como para poder desarrollar esta camapaña. Tal y como explican desde el área de Medio Ambiente, «se necesitan un mínimo de cabezas para que la iniciativa tenga buenos resultados, y es difícil encontrar aquí ganados de este tipo». Añaden que vale la pena el esfuerzo porque «al final es más eficaz» y menos costoso este desbroce natural y, al mismo tiempo, se está contribuyendo a la continuidad de una actividad esencial para el medio ambiente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats