Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos apuestan por el patrimonio industrial como foco turístico

Los profesionales lamentan el retraso en la recuperación del conjunto de El Molinar de Alcoy como yacimiento arqueológico de las fábricas de primeras aguas y la musealización del edificio dels Solers

Inauguración de las primeras jornadas de Patrimonio Industrial, celebradas este miércoles en Alcoy. | JUANI RUZ

El IVAM-CADA de Alcoy acogió este miércoles una jornada organizada por el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert en la que expertos apostaron por el patrimonio industrial como foco turístico. Entre los numerosos ejemplos que se expusieron destacó el del conjunto de El Molinar, en Alcoy. Los profesionales aplaudieron el proyecto de recuperación impulsado por el Ayuntamiento como yacimiento arqueológico de las fábricas de primeras aguas y la musealización del edificio dels Solers, pero lamentaron el retraso de la actuación.

El historiador y presidente de la Asociación de Patrimonio Industrial Valenciano, Manuel Carreres, expuso algunos ejemplos de rehabilitación industrial para otros usos, como el centro de salud La Fábrica de Alcoy, un colegio en Crevillent y otro en Elche, el espacio administrativo de Las Chimeneas en Elche o el centro cultural Las Cigarreras de Alicante. También abordó los diferentes tipos de musealización, diferenciando entre los espacios que se centran en los objetos, como el Museo del Juguete de Dénia o el de la Muñeca de Onil, y los que explican el proceso productivo como el Museo del Papel de Banyeres o el Valenciano del Juguete de Ibi, que conserva una zona de la antigua fábrica Payá tal y como quedó tras su cierre.

Carreres destacó el Museo de Bomberos de Alcoy (MUBOMA) como ejemplo de rehabilitación industrial pero cuyo contenido «no tiene nada que ver», lo mismo sucede, apuntó, con el del Videojuego de Ibi, al tiempo que señaló el del Calzado de Elda por estar en «un edificio nuevo», dado que en esta última localidad «no hay muchas fábricas conservadas».

Durante la jornada se destacó la importancia de las asociaciones que protegen y ponen en valor el patrimonio industrial, como es el caso del Centre Alcoià d’Estudis Històrics i Arqueológics de Alcoy o la Asociación Alcoy Indutrial, dos entidades alcoyanas que participaron de forma activa en el congreso, la primera con una visita guiada por el legado de la ciudad, y la segunda con una ponencia para dar a conocer algunos de los proyectos que persiguen, como la creación de museo sobre la industria textil. El ingeniero industrial y presidente de la asociación, Enrique J. Masià, y el ingeniero técnico químico y textil y vocal de la junta, José Luis Boronat, fueron quienes intervinieron.

A lo largo del evento se habló mucho de la importancia de la conservación y la recuperación del patrimonio, pero también se ligó al turismo. «Patrimonio Industrial en Elche: el Museo Escolar de Puçol», «El Museo Valenciano del Juguete, 30 años cuidando el patrimonio juguetero» o «Recuperación de Patrimonio Arquitectónico Industrial en la provincia: MUBOMA y la Cava d’Agres» fueron las ponencias centradas en ejemplos concretos de musealizaciones.

En varias ocasiones se nombró el proyecto de El Molinar impulsado por el Ayuntamiento de Alcoy, un conjunto de fábricas de primeras aguas que «debería ser un yacimiento arqueológico desde hace tiempo», según apuntó Manuel Carreres, quien destacó la importancia de este tipo de construcciones y lamentó los retrasos que acumula.

El historiador, antes de finalizar, mostró su asombro al comprobar el amplio catálogo de rutas que ofrece la provincia y aprovechó para proponer una sobre el patrimonio industrial, una iniciativa que serviría para su puesta en valor y conservación, al tiempo que ampliaría la oferta turística. Pero sobre todo, Carreres insistió en la importancia de «valorar antes de destruir», contar con equipos multidisciplinares para hacer los informes y «ser respetuosos con las señales del paso del tiempo».

Un amplio legado histórico y arquitectónico

El Instituto Juan Gil-Albert organizó como broche de oro de las jornadas una visita guiada, a cargo del arqueólogo alcoyano José María Segura, para dar a conocer el patrimonio industrial de Alcoy. Una treintena de personas recorrieron la plaza de Ferrándiz y Carbonell, actual campus de la UPV, la Casa de l’Escaló (Conservatorio), Cervantes, desde donde visualizaron el paisaje industrial del río Barxell, la plaza Gonzalo Cantó, la antigua Fundición de Rodes, el edificio de Papeleras Reunidas (Aitex), la zona de Tossals i Molins, el y el Viaducto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats