Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocentaina pide que se expulse de la población a las personas que están poniendo en jaque la seguridad ciudadana

La alcaldesa insta a la Subdelegación del Gobierno a tomar medidas contundentes contra varios individuos que llevan meses causando alarma con robos y peleas callejeras - El Ayuntamiento pide a los vecinos que denuncien cualquier hecho delictivo del que tengan constancia

Imagen del casco antiguo de Cocentaina. JUANI RUZ

El Ayuntamiento de Cocentaina ha pedido a la Policía y la Subdelegación del Gobierno medidas contundentes contra varios individuos que están poniendo en jaque la seguridad ciudadana en la localidad en los últimos meses. El Consistorio apela a que se pongan en marcha los mecanismos legales que estén disponibles y sean oportunos para expulsar a estas personas del municipio o, incluso, de España, en el caso de algunas de ellas que se encuentran en situación irregular en el país. Todo ello después de que desde el otoño de 2021 se hayan venido sucediendo hechos delictivos o violentos, los últimos la semana pasada, y que se haya generado una notable alarma entre los vecinos.

El pasado miércoles 22 de junio, la Policía Local de Cocentaina detuvo a un hombre de nacionalidad extranjera y en situación irregular en España que llevaba varias armas consigo, entre ellas una navaja y una pistola de aire comprimido, y fue reducido tras una persecución por varias calles céntricas de la localidad. El individuo fue puesto a disposición judicial y, posteriormente, de la Unidad de Extranjeros de la Policía Nacional, dada su situación administrativa irregular. El cuerpo policial local indicó que se han reforzado los protocolos con la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional en Alcoy, para agilizar los trámites de los expedientes de expulsión de personas con antecedentes penales.

Apenas 48 horas antes de estos hechos, en la madrugada del lunes 20 de junio, la Policía Local había detenido a otra persona e identificado a otra más por su participación en varios delitos de robo en interior de vehículos y en una vivienda, así como por la tentativa de robo en un comercio. En la detención, un agente resultó herido al ser agredido por estos individuos.

Estos sucesos se han vuelto una constante, en forma de goteo, en el último año. Como publicó este periódico, entre septiembre y octubre de 2021 se produjeron tres reyertas callejeras en un espacio de menos de un mes, muy violentas, en puntos muy céntricos y concurridos de Cocentaina, y a plena luz del día una de ellas. Desde entonces ha habido continuos robos en vehículos y comercios, asaltos de viviendas e incluso, puntualmente, ocupaciones de casas vacías. Los protagonistas de estos hechos son un reducido grupo de individuos, pero su comportamiento ha generado mucha intranquilidad en una población de apenas 11.500 habitantes y que nunca había vivido una situación similar.

Ante esta situación, la alcaldesa de Cocentaina, Mireia Estepa, y la concejal de Seguridad, Eugenia Miguel, se reunieron a finales de la semana pasada con el subinspector de la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía en Alcoy para exponerle su preocupación ante estos hechos, tal y como han informado este lunes las propias regidoras. La mayoría de estas personas violentas, señala la primera edil, se encuentran de forma irregular en España, por lo que se ha pedido que se agilicen los trámites para expulsarlas a sus países de origen. Estepa matiza, no obstante, que entre los individuos señalados también hay algún joven natural de Cocentaina.

Como ya hiciera también el pasado otoño, la alcaldesa ha comunicado lo sucedido a la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador, para pedirle medidas contundentes contra estos sujetos que "están haciéndonos la vida imposible". Según explica, "necesitamos que las personas que reiteradamente cometen un delito sean alejadas de nuestro pueblo ya". Y añade que "estamos hartos, nos da igual que sean de Cocentaina o extranjeros, no los queremos aquí y necesitamos que la justicia actúe con fuerza". En este sentido, pone el acento en que, pese a que los individuos en cuestión han sido detenidos varias veces, la relativamente poca envergadura de los delitos que cometen hace que sean puestos en libertad a las pocas horas.

Sobre esta cuestión, Estepa lamenta que enseguida estén otra vez en la calle quienes "no tienen ningún interés en respetar las leyes y los derechos de los demás vecinos". La regidora insiste en que "esta situación es insoportable para todos, crea malestar e inseguridad en el municipio y necesitamos que todas las instituciones colaboren para darnos una solución y alejar a esta gente de Cocentaina". Al respecto, tanto la alcaldesa como la edil de Seguridad hacen hincapié en llamar a la ciudadanía a denunciar cualquier presunto delito o hecho violento del que sea víctima o testigo, de forma que ante la repetida reincidencia en algún momento se dispongan decisiones más drásticas contra estos individuos por acumular muchos antecedentes.

Eugenia Miguel señala, al hilo de esto, que "son realmente muy pocas personas, siempre las mismas", pero están generando un ambiente de gran inseguridad en la población. "La gente tiene la sensación de que puede pasar cualquier cosa en cualquier momento". Por ello, apela también a "que los juzgados tomen medidas", siguiendo los cauces legales oportunos. Los individuos están relacionados, al parecer, con el menudeo de drogas, y algunos detenidos han dado muestras también de haberlas consumido.

Refuerzo de los turnos de la Policía los fines de semana

La edil de Seguridad explica que una de las medidas que se ha tomado, dentro de las competencias del Ayuntamiento, ha sido la de reforzar los turnos de la Policía Local los fines de semana. Eugenia Miguel señala que la idea es que "la mayor presencia policial tenga un efecto disuasorio sobre los violentos". El pasado fin de semana ya se puso en práctica, coincidiendo además con una situación que requería una mayor vigilancia, ya que el sábado se celebraba la Publicació, la fiesta que anuncia los Moros y Cristianos, que tendrán lugar en agosto. En este caso, tanto la jornada de celebración como el domingo transcurrieron sin incidentes destacables. Eso sí, pese a todo el miedo y el malestar entre los vecinos se hace bastante patente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats