Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grietas cada vez más profundas en el torreón y los muros del Castillo de San Fernando

Preocupación entre los vecinos por el deterioro a pasos agigantados de la fortaleza del siglo XIX

Una pareja ante el torreón del Castillo de San Fernando, que presenta una grieta de arriba abajo.

Una pareja ante el torreón del Castillo de San Fernando, que presenta una grieta de arriba abajo. jose navarro

La gran grieta que recorre, de arriba a abajo, el torreón circular del castillo de San Fernando y las que presentan los muros de la fortaleza preocupan, y mucho, a los vecinos de los barrios más próximos al monte Tossal, que observan cómo se degrada a pasos agigantados este patrimonio cultural a pesar de las promesas de rehabilitación del Ayuntamiento de Alicante.

El torreón septentrional cilíndrico de esta fortaleza que se construyó sobre el Tossal durante la guerra de la Independencia contra los franceses en el año 1813 se resquebraja a la vista de todos sin que se realice actuación alguna para frenar este deterioro. La situación de abandono ha provocado las quejas de muchos alicantinos, críticos con un paraje que se ha transformado en un lugar inseguro y lleno de suciedad y grafitis pese a ser un Bien de Interés Cultural. Hace unos años se produjo un movimiento de tierras en la ladera del monte.

«En cuatro años que llevamos dirigiendo la asociación no se ha tocado ni una piedra. Todo el entorno está muy degradado, es normal que salgan esas cosas porque no se hace nada. Ni una obra», señaló ayer Jesús Martín, presidente de la asociación de vecinos Mercado-Plaza de España. Al colectivo le sorprende la falta de mantenimiento total de la fortaleza y del parque del Tossal pese a las quejas reiteradas. Como ejemplo, citan las escaleras y caminos de madera del parque que se rompieron hace meses en la Ronda del Castillo. El Ayuntamiento se limitó a colocar en las entradas una vallas amarillas «pero la gente las mueve y siguen subiendo y bajando»

Defectos estructurales

Desde su casa, José Luis Antequera observa día a día el estado de dejadez y abandono, con pintadas y vegetación degradada, de este Bien de Interés Cultural de Alicante.

A este ciudadano le preocupan especialmente la gran grieta del torreón circular y otras muy visibles en la muralla de la zona de antenas. «Lo tiene todo. En los alrededores hay mucha suciedad. Aquello está muy abandonado, en vías de ser un estercolero. La vegetación está muy descuidada, estropeadísima, y no se replanta nada. Y el castillo tiene graves defectos estructurales y está lleno de pintadas».

Antequera recuerda que ha habido varios intentos por arreglar la fortaleza y el paraje, sin éxito. «Había un programa del Ayuntamiento con fondos europeos para restaurar esta parte del patrimonio cultural e histórico de la ciudad. Sin embargo, no se ha hecho nada pese a que han hablado varias veces de presupuesto. Nadie ha venido aquí a arreglar nada. Si hay dinero de Europa aprobado y el Ayuntamiento se compromete a darle un uso cultural, ¿por qué está igual o peor, con más grafitis y peor acondicionamiento, con las grietas cada vez más grandes?», se pregunta. Este alicantino alerta de que la situación puede convertirse en irreversible para el torreón y los muros agrietados, «hay que arreglarlos antes de se que expanda más». Otro aspecto tanto del Tossal como del Benacantil son las antenas. Los vecinos recuerdan que el Ayuntamiento se comprometió a unificarlas en ambos castillos en una única torre que diera cobertura a toda la ciudad sin estropear el horizonte y las vistas, pero, de momento, no ha sido así.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que hay varios proyectos que afectan al Castillo aunque no hay fecha prevista para el inicio de obras. Entre ellos uno requerirá una inversión de 2,2 millones, que está pendiente de la resolución de la subvención solicitada al Ministerio de Fomento para rehabilitar el foso, recuperar los muros y el suelo y construir un centro de interpretación de la memoria en la bóvedas, con un espacio escénico para actividades culturales.

También existe un proyecto de rehabilitación que requiere una inversión de 1.200.000 euros pendiente de una subvención europea para mejoras en la accesibilidad a la fortaleza, el acondicionamiento y limpieza del baluarte del Castillo y la recuperación de elementos arquitectónicos como la torre circular totalmente agrietada y la puerta de los leones.

Compartir el artículo

stats