Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tardeo en Alicante: una oportunidad pero con más control

Los alcaldables en la capital coinciden en buscar un equilibrio entre el ocio y el descanso huyendo del «turismo de borrachera». Los vecinos abogan por un modelo responsable que apoye la actividad económica pero sin excesos

Sábado por la mañana. Una luz radiante despierta a Alicante en un día primaveral que invita a salir a la calle. Varios trenes y aviones llegan a primera hora a la ciudad cargados de jóvenes que desean exprimir hasta el último rayo de luz. Apenas son las 12 de la mañana y un grupo de chicas hace su aparición por la calle Castaños, vaso en mano y muslos pintados con mensajes y dibujos. Cantan a pleno pulmón la última de Rosalía y se ríen a carcajadas al reconocer que estarán de fiesta «hasta que el cuerpo aguante». Han venido desde Madrid para disfrutar del ambiente alicantino porque les han prometido que es una «apuesta segura». Algunos vecinos que salen a la calle y se dirigen a hacer la compra o a pasar un rato tranquilo a la playa, las miran con caras de asombro y comienzan ya a maldecir el denominado «tardeo». En tan solo unos minutos, el Centro Tradicional comienza a ser un hervidero de personas que buscan un hueco libre en una terraza o, los más marchosos, un pub en el que contonear las caderas. Comienza el ritual de cada sábado.

El tardeo de Alicante tiene cada vez más adeptos, pero también detractores, fundamentalmente, entre los dirigentes de los coletivos vecinales. Este fenómeno se convirtió hace diez años en una alternativa de ocio para gente de mediana edad que buscaba un plan más relajado. Sin embargo, se desmadró al entrar en juego el temido botellón en la vía pública, la aglomeración de grupos de jóvenes y la ocupación de las terrazas. Ahora, en el inicio de la campaña electoral hacia los comiciones municipales, los candidatos a la Alcaldía de Alicante son conscientes de que hay que seguir trabajando por ser una referencia en España y todos coinciden en buscar un equilibrio entre el ocio responsable que fomente la actividad económica y el descanso para evitar que este fenómeno conduzca a un modelo de desenfreno.

Durante este mandato, en lo referente a la regulación del sector del ocio, una de las cuestiones más controvertidas que abordó el tripartito de izquierdas fue la reducción de veladores. El edil de Guanyar Miguel Ángel Pavón se marchó firmando un «decretazo» que los reducía en la plaza de Gabriel Miró. De poco sirvió porque los socialistas lo tumbaron poco después. El tripartito evidenció intereses contrapuestos en la regulación del sector del ocio. Hasta septiembre del pasado año, la actividad comenzaba en el Mercado Central, que cada fin de semana presentaba una imagen abarrotada. Sin embargo, el equipo de gobierno del PP quiso meter en cintura los desmadres que se repetían constantemente y el denominado turismo de borrachera. Barcala recuperó el Grupo Fox, de la Policía Local, encargado del control del ruido y el cumplimiento de los horarios en las zonas de ocio, así como de la inspección de locales, que desapareció como tal con la reestructuración de la Policía Local que impulsó en su día el socialista Gabriel Echávarri.

La Policía Local de Alicante levantó en la madrugada del viernes al sábado un total de 90 actas por consumir alcohol en la vía pública, miccionar, sacar bebidas fuera de los locales de ocio y consumir, además, sustancias estupefacientes. Estos son los motivos que alegan los vecinos para quejarse por esta práctica y pedir al equipo de gobierno soluciones definitivas. Ayer, un hombre de 60 años que vive en la zona aseguró a este medio que habitualmente escucha la música de cuatro pubs diferentes y que a determinadas horas de la tarde ni tan siquiera consigue acceder con facilidad a su vivienda particular. En el lado opuesto, la copropietaria de un pub defendía ayer la creación de puestos de trabajo que aporta este fenómeno como base para fomentar la economía y el turismo. Por otro lado, una alicantina de 20 años precisaba que nunca consigue una silla para sentarse en las terrazas porque los dueños respetan el espacio limitado ante las posibles sanciones, mientras su compañero criticaba que los horarios son demasiado estrictos y que eso puede acabar con el tardeo.

Recetas milagrosas

El alcalde y candidato del PP, Luis Barcala, se ha propuesto continuar con las medidas impulsadas el último año para compatibilizar el ocio y el descanso. También pretende ejercer más presión contra el botellón y reforzar las inspecciones con más sanciones para todo aquel que incumpla la normativa en cuanto a veladores. «Seremos rígidos con los horarios y con el ruido y la unidad Fox seguirá controlando la zona para evitar incidentes y que no se consuma alcohol. No queremos un turismo de borrachera y apostamos por un ocio responsable», destacó.

Para el candidato socialista, Francesc Sanguino, todas las actividades de ocio son manifiestamente respetables siempre que se respeten las normas de convivencia. Según el aspirante, «el tardeo no es algo malo en sí, hay gente que lo utiliza como una manifestación de ocio y sin causar problemas al vecindario», aunque reconoció que, por otra parte, «hay también ciudadanos que a veces sacan los pies del tiesto y arman mucho jaleo perjudicando a los residentes cercanos». Para estos últimos «hay que aplicar las normas, y en todo caso, sancionar si su comportamiento no es el adecuado». En resumen, Sanguino dijo que «las personas que utilizan el tardeo como actividad de ocio y que se divierten de una forma razonable, tranquila, sin molestar a los vecinos y sin alterar a la comunidad circundante, no tienen por qué causar problemas».

Según el líder de Podemos-EU, Xavi López, el reto de la conciliación entre ocio y derecho al descanso no es exclusivo de Alicante «sino que es algo a lo que se están enfrentando muchas ciudades y que forma parte de un modelo económico fomentado desde las propias instituciones». Podemos apuesta porque se cumplan la actual ordenanza en cuanto al ruido y que se aplique con rigor, como cualquier otra de las normas de las que dispone el Ayuntamiento de Alicante y por otra parte «apostamos también por no seguir concediendo licencias para locales relacionados con ese tipo de ocio y fomentar la aparición un comercio más diversificado». En cualquier caso, según López, hay que esforzarse mucho más en favorecer el diálogo todos los implicados.

También la candidata de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, coincide en destacar la importancia de buscar un equilibrio entre los intereses de los vecinos del centro y el de los empresarios de ocio. Ciudadanos propone evitar los excesos del tardeo «con una ordenanza del ruido para que se cumpla a rajatabla, y con una unidad específica de la Policia Local, que vele para evitar comportamientos indeseados e incívicos. Y cortar con el botellón, no solo en Castaños y adyacentes, sino en el Casco Antiguo». Según el candidato de Compromís, Natxo Bellido, desde hace años existe un problema de convivencia de usos en el casco histórico y el entorno del Teatro, «que ha provocado un abandono de vecinos y monocultivo de un tipo de locales dedicados a actividades de ocio». En su opinión, hay que reforzar el control de las ordenanzas municipales, especialmente en materia de contaminación acústica, «castigando con severidad a los locales que no la cumplan, incentivar la presencia de comercios que equilibren la presencia de locales de ocio, regular la proliferación de apartamentos turísticos y hacer que la progresiva peatonalización no agrave los problemas de convivencia, sino que suponga ganar espacio público». El aspirante de Vox, Mario Ortolá, no ofreció respuesta alguna sobre este asunto.

Quejas vecinales por el ruido y la suciedad

La asociación del Centro Histórico denuncia que los jóvenes siguen haciendo botellón en el Mercado y pide más presencia policial

La presidenta de la Asociación del Centro Tradicional, Alcázar Moreno, denunció que durante el día de ayer el botellón volvió al Mercado Central y sus inmediaciones y que la Policía «no está haciendo nada para evitarlo» . La presidente aseguró que las calles Castaños, San Francisco, Gerona o La Explanada presentan cada fin de semana una imagen abarrotada: «En un entorno muy pequeño hay cuatro discotecas con música alta durante toda la noche, eso unido a que el tardeo cada vez empieza antes y que al final todo se concentra en esta zona», según detalló a este periódico la dirigente vecinal.

La presidenta aseguró que los jóvenes de las despedidas «entran en manada» en los pisos vacacionales y que los vecinos no consiguen conciliar el sueño. En lo referente a esta denuncia, este diario contactó ayer con el dueño de tres viviendas turísticas en Alicante, quien aseguró que no solo acuden grupos de personas con ganas de fiesta, sino que la mayoría de reservas son familias con niños y parejas. En otro orden de cosas, la presidenta del Centro Tradicional, hizo hincapié en que «podríamos tener una convivencia con el ocio pero dentro de un orden. Nunca hemos pedido que se prohíba, pero la convivencia entre ellos y nosotros debe estar equilibrada».

En cuanto a la gestión en la última legislatura, Alcázar Moreno precisó ayer que «nos quitaron la unidad Fox con el tripartito y cuando entró el PP la volvió a recuperar, pero sigue sin existir una solución al problema, solo ponen multas ligeras». Además, los vecinos piden mayor presencia policial y denuncian que el alcalde del PP, Luis Barcala, no ha querido atenderlos en un año. El pequeño comercio también atribuye la destrucción de más de un centenar de negocios en el Centro Tradicional de Alicante a este fenómeno descontrolado. De hecho, el Ayuntamiento de Alicante llegó a acabar en 2017 en los tribunales por culpa de los perniciosos efectos del tardeo. Los vecinos presentaron una demanda ante los Juzgados de Benalúa que se sustentaba en hasta seis artículos de la Constitución en los que se regulan, entre otros, derechos fundamentales como al medio ambiente adecuado a la vida; a la integridad física o moral; a la igualdad; a la intimidad personal y familiar; a la inviolabilidad del domicilio; a la salud, al descanso y a una vivienda digna. Por su parte, la presidenta de los hosteleros de Alicante, María del Mar Valera, anunció ayer que el próximo martes tendrán una reunión con el alcalde para hacerle llegar sus reivindicaciones.

Todo sobre las elecciones municipales 2019 y las elecciones europeas

Tras la celebración de las elecciones autonómicas y generales el pasado 28 de abril, los ciudadanos tenemos una nueva cita con las urnas en las elecciones municipales y europeas el próximo 26 de mayo. En INFORMACIÓN te contamos quiénes son los candidatos de las elecciones municipales 2019 y los programas de los partidos, las noticias más destacadas de la campaña electoral y las curiosidades y aspectos más importantes sobre el proceso de votación, así como a los resultados de las elecciones municipales y europeas. Además, tendrás acceso a los mejores vídeos y fotografías de la campaña.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats