30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De vendedor ambulante a facturar casi cinco millones de euros al año

Un emprendedor alicantino que empezó en los mercadillos atesora distinciones internacionales como caso de éxito de venta online de moda y calzado low cost

29

Emprendedor alicantino

«Disparate: a 3 euros la bandolera ¡pide ya!», «vamos que nos vamos!, «prácticamente te lo regalamos, «esto es un no parar»... Estas frases, habituales en los mercadillos de la provincia, forman parte de las estrategias de venta de la página que tiene en Facebook pianno39.com, una tienda online «made in Alicante» que triunfa en Europa, detrás de la que está el emprendedor Silverio Ros. Un joven de 39 años informático en una empresa de hormigones que se quedó en paro con la crisis y que decidió echar una mano a la economía familiar (el banco les iba a quitar la casa) como vendedor ambulante en el mercadillo de Torrevieja, de bañadores a los turistas en la playa Flamenca (Orihuela Costa) y de productos de proveedores chinos de los polígonos industriales de la zona.

Eso ocurrió hace diez años pero su espíritu emprendedor, su visión de negocio y su constancia le han llevado a crear una tienda online que vende moda, calzado y complementos en cuatro países (España, Portugal, Francia e Italia). Y sin préstamos que adeudar a los bancos, sino pagando religiosamente a los proveedores y avanzando poco a poco.

Pianno39.com cerró el ejercicio de 2018 con una facturación de 4,9 millones de euros y cuenta con medio centenar de empleados, la mayoría de ellos mujeres. Un ascenso fulgurante que ha llevado al empresario a conseguir varias distinciones internacionales: Facebook le ha reconocido como caso de éxito en el entorno digital junto a empresas como Michael Kors, Mercedes Benz, Lancome y Tous. «Es curioso que una tiendecita de barrio haya sido distinguida junto a esas grandes firmas», dice. También ha conquistado Instagram, de la que ha obtenido otro reconocimiento.

Aunque en los inicios apoyó su modelo de venta solo en la red social, la compañía puso en marcha su propia plataforma de e-commerce, desde donde actualmente proviene la mayoría de sus ventas. También tienen tienda física en Callosa de Segura.

Los planes de expansión de Silverio Ros no se detienen y aspira a ampliar su canal online para vender en más países europeos. Pianno39.com tiene previsto lanzar en dos semanas sus propios diseños, nueva imagen y una página web actualizada, e ir ampliando su oferta con cosmética, decoración y productos eróticos.

Vende un artículo por minuto, a precios entre dos y 60 euros. «La atención al cliente es lo más importante. Entran mil mensajes diarios de Facebook, 800 de whatsapp, más de 300 llamadas...Es una locura. Siempre les digo a las empleadas que no escatimen tiempo para escuchar porque no solo somos una tienda online para vender ropa y zapatos. La gente cuenta sus historias y se crea un vínculo. Tenemos una clienta que invitó a una de las empleadas a su boda en Barcelona. La semana que viene vendrá otra chica desde Almería a conocernos. Es muy importante que haya algo más, que conozcan los gustos de las clientas. Es la sensación de tienda física llevada al mundo online», afirma Silverio Ros.

A la vez que empezaba a vender por una página de Facebook (pagaba 5 euros para que la red social promocionase sus publicaciones), se sumergió en el estudio de la psicología de la mujer y en la lectura de libros de astrología, numerología y todo aquello que estimaba relacionado con lo femenino.

10.000 seguidores

Empezó con una comunidad de 50 seguidores en la red social, luego 1.000, de ahí a 10.000, puso sus ahorros y fue avanzando, reinvirtiendo ganancias en publicidad, en ampliar el catálogo gracias a las fotografías que él hacía y retocaba, y en mejorar la web.

También se encargaba de limpiar el almacén. Al principio los únicos empleados eran él mismo y su madre, que se dedicaba a embolsar los pedidos, y facturaban entre 2.000 y 4.000 euros al mes. De ella era la tiendecita pequeña, de apenas 30 metros, en la que Ros empezó con su proyecto online, con una web que hizo él mismo gracias a sus conocimientos de informática y a una plantilla de 80 euros. Una tienda que no iba bien en la avenida de la Constitución, que iba a cerrar y que Ros cogió en un momento muy delicado para una familia que hoy sustenta toda una pyme, la cual empezó a despegar gracias al aumento de pedidos a través de las redes sociales y al boca oreja.

Ros regenta en la actualidad un establecimiento de más de 300 metros a la vuelta de aquella primera tiendecita, en la calle Almirante Cervera. En ella también trabaja su cuñada, a la que incorporó al principio del proyecto, junto a medio centenar de empleados. El 95% de ellos son mujeres, la mayoría residentes en Callosa.

«Intento que tengan compatibilidad total con su vida personal. De hecho cuatro de ellas están ahora embarazadas. Terminan a las cinco de la tarde. Intento que estén a gusto porque se pasan muchas horas trabajando. Me gusta poder contratar gente. Ver su ilusión cada día me apasiona». En la plantilla hay un informático, cuatro fotógrafos, una estilista y modelos que se van cada día a buscar paisajes por Guardamar, Torrevieja y otros puntos de la provincia. Tiene abogadas, estudiantes de Magisterio y otras profesionales, que están «encantadísimas» con la labor realizada. «Me ha costado mucho crear una imagen de marca, y artículos para todos los bolsillos», afirma el emprendedor.

Décimo aniversario

Coincidiendo con el décimo aniversario de la creación de la empresa online, van a lanzar en unos días sus propios diseños, vestidos y camisetas que mezclan la cultura, la poesía y la moda puesto que llevarán versos y mensajes relacionados con la mujer. Una nueva colección con jóvenes poetas para defender #lamodapositiva en la que participan César Ortiz (@cesarortiz), Sue Smile (@suesmile_), Raquel Beck (@raquelbeck_) y Jota Santatecla (@jotasantatecla), que imprimirán sus estrofas en esta línea de camisetas inspirada en la moda positiva y en el empoderamiento de la mujer.

Mucho ha llovido desde aquellos primeros pasos, y de que recibiera la llamada de la sede de Facebook en Dublín, hasta donde se desplazó, y le distinguieron como caso de éxito. En la actualidad tienen un millón de seguidores en esta red social y sirve 15.000 pedidos al mes. Cuenta con una base registrada de 50.000 clientes

Silverio Ros desea que su caso sirva para animar a otros emprendedores jóvenes. «Vendo, recaudo, pago y si no puedo crecer rápido lo hago despacio, con cero ayudas y con mucho cariño». Sin contactos ni préstamos bancarios ni inversor ni ayuda financiera ha llegado muy lejos. En solo 10 años. «Soñando también se puede».

Otra faceta es la obra social. El comité empresarial está a punto de aprobar una colaboración con la ONCE, «todo lo que consigues lo debes devolver».

Compartir el artículo

stats