30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vegetación se come un arcén olvidado durante años en plena N-332

El tramo afectado de casi dos kilómetros comienza en la Desalinizadora del Canal de Alicante II en dirección al aeropuerto y a Elche, y pone en peligro la seguridad de ciclistas y conductores

La vegetación dificulta el paso y la visualización de señales.

La vegetación dificulta el paso y la visualización de señales. A. Martínez

Los ciclistas, peatones y conductores que transitan por el último tramo de la Avenida de Elche, ubicada en la N-332, en dirección al aeropuerto, en término municipal de Alicante, comprueban cómo poco a poco el arcén desaparece invadido por la vegetación. Los vehículos deben convivir allí durante un kilómetro y medio con algún ciclista que se ve obligado a apartarse ante las molestas cañas y la proliferación de setos, quedando así el margen de seguridad casi inutilizado. Además, la señal que limita la velocidad a 80 kilómetros por hora queda cada vez más escondida detrás de las ramas de unos arbustos que dificultan su visibilidad. Una vez alcanzado el término de Elche, se puede observar un notorio cambio: la carretera está completamente despejada.

Por el contrario, quienes tengan como destino Urbanova podrán circular por la Carretera del Saladar, recientemente restaurada, con una mayor accesibilidad para los usuarios, pero este pequeño vial que transcurre a unos metros por la N-332 se halla muy descuidado.

Desde la concejalía de Limpieza del Ayuntamiento de Alicante, dirigida por el popular Manuel Villar, señalaron que el pasado viernes se dio la orden para proceder a la retirada de la vegetación, despejando y rehabilitando así el margen de seguridad, reservado para bicicletas y motocicletas de pequeña cilindrada. Así que está previsto que durante esta misma semana operarios y técnicos municipales se desplacen hasta la zona, donde van a despejar casi dos kilómetros de carretera que suponen el final y el inicio del acceso sur de Alicante, por donde circulan miles de alicantinos y turistas cada día.

Aunque se trata de la N-332 que vertebra la ciudad, fuentes de la Dirección Territorial de Tráfico de Alicante aseguran que no todos los viales de la Nacional 332 son de competencia de Carreteras del Estado y éste es un buen ejemplo de ello. El organismo mantiene que desde la Desalinizadora del Canal de Alicante II hasta el punto kilométrico 98,683 pertenece al Ayuntamiento de Alicante, y a partir de este P.K., señalizado con un hito en el arcén, vuelve a ser de titularidad estatal.

El paraje que rodea el tramo alberga diversas especies autóctonas. Sin embargo, el portavoz de Ecologistas en Acción del País Valenciano, Carlos Arribas, señaló que «no hay ningún problema en realizar labores de poda, ya que la seguridad es lo primero».

Compartir el artículo

stats