Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de helipuerto en el Hospital General obliga a trasladar por carretera a pacientes en riesgo vital

El helicóptero de Sanidad aterrizó el domingo en un solar junto al Hospital de Sant Joan para intentar salvar la vida a una de las víctimas del accidente en la AP-7, que finalmente falleció - La instalación lleva 7 años hecha y sin funcionar

El helicóptero del SAMU en el accidente del domingo.

El helicóptero del SAMU en el accidente del domingo.

Siete años lleva construido pero sin entrar en servicio el helipuerto del Hospital General de Alicante. Esta situación impide al helicóptero del Servicio Sanitario de Emergencias de la propia Generalitat volar hasta el hospital, obligándole a aterrizar con pacientes en riesgo vital en las instalaciones del Consorcio de Bomberos de San Vicente del Raspeig. Desde allí son trasladados en ambulancia por carretera hasta el centro hospitalario, perdiéndose un tiempo precioso (hasta 40 minutos) en urgencias a vida o muerte. En estas condiciones se realizan entre 15 y 20 traslados de pacientes de extrema gravedad al mes.

El helicóptero sanitario del SAMU intervino el domingo en el trágico accidente de tráfico en la autopista AP-7 en el término de El Campello con el resultado de tres fallecidos. Una de las víctimas era una pasajera de 25 años, tan grave que el equipo médico optó por trasladarla al hospital de Sant Joan, el más cercano. El aterrizaje se preparó en un descampado dado que este centro tampoco tiene helipuerto, para ganar un tiempo precioso ya que la mujer no habría aguantado un traslado en helicóptero y el posterior por carretera hasta el Hospital de Alicante. Sufría fractura de pelvis y fémur, y sangrado abdominal. Finalmente murió en vuelo. Las otras dos víctimas fueron un bebé de 18 meses y un hombre atrapado, ya fallecidos cuando llegaron los servicios de emergencia al lugar del siniestro.

Cada vez que se producen este tipo de asistencias queda la duda de si alguno de los heridos que fallece podría haberse salvado en caso de funcionar el helipuerto del hospital. Así sucedió en mayo con una triatleta de 15 años que se despeñó en mayo en un barranco de la Vall de la Gallinera, trasladada en helicóptero hasta el parque de bomberos de San Vicente y desde allí en ambulancia al General. El 3 de julio la falta de helipuerto demoró más de media hora la llegada al hospital de los jóvenes con traumatismo craneoencefálico al caer haciéndose un selfi en Orihuela.

Expertos en Emergencias afirman que en el accidente de El Campello la herida habría llegado en poco más de 5 minutos al helipuerto del Hospital de Alicante, donde los médicos podrían haber tenido preparadas las bolsas de sangre que necesitaba. «Se podría haber ganado media hora (el tiempo que demoró la llamada al Hospital de Sant Joan y la coordinación entre el piloto y la Policía Local para aterrizar). A lo mejor habría muerto también porque perdió mucha sangre pero a lo mejor no».

Desde el sindicato UGT del Hospital, su secretaria Rosa Queijas señaló ayer que el helipuerto debería estar en funcionamiento desde hace años y que es un gran atraso que no haya entrado aún en servicio. «Dirigimos varios escritos a la Gerencia para que lo agilizara, y contestaron que se está demorando por la falta de permisos».

El esfuerzo que realizó hace un año y medio la Generalitat para dotar de equipo médico (personal de la propia Conselleria de Sanidad) al helicóptero que con los recortes se había quedado solo con piloto y copiloto resulta insuficiente al carecer el hospital de referencia de helipuerto. La aeronave tiene su sede en Mutxamel pero cubre la mitad de la Comunidad Valenciana, con tres equipos de médico y enfermero en turnos de 8 a 20 horas cada día. En asistencias a accidentados o enfermos en la zona norte de la provincia, el equipo médico ha optado varias veces por volar a València y aterrizar en la Fe aunque el paciente viva más cerca de Alicante porque allí sí que está operativa la pista del helipuerto.

El 80% de los avisos al helicóptero sanitario tienen que ver con sucesos o enfermedades graves tales como politraumatizados en accidentes de tráfico (un mínimo de dos de carácter grave a la semana), precipitados (caídas) y ahogamientos. También patologías «tiempo dependientes», es decir, en las que cada minuto que se tarda disminuye las posibilidades de supervivencia, como cardiopatías e ictus. Así mismo se desplaza a localidades como Pinoso, a las que una ambulancia SAMU tarda más de 40 minutos en llegar.

Para reducir la pérdida de tiempo en los traslados por carretera desde el parque de Bomberos de San Vicente hasta el Hospital General de Alicante, el equipo médico del helicóptero ha optado por evitar las ambulancias tipo SAMU en favor de soportes sin médico. Así no tiene que volver a monitorizar al paciente, colocarle de nuevo el respirador, etc... Ahora están llegando al hospital entre 15 y 20 minutos después del aterrizaje siempre dependiendo del tráfico.

El no disponer de helipuerto compromete, según expertos en Emergencias, la respuesta en casos de accidente múltiple y deja a la provincia sin este helicóptero medicalizado durante una hora, el tiempo que se demora el traslado de los pacientes al hospital y la recuperación de los equipos.

Trámites complicados

Consultada la Conselleria de Sanidad, ésta señaló que desde el Hospital de Alicante les explicaron que están pendientes de la autorización de la Agencia de Seguridad Aérea y que posteriormente debe licitarse la adecuación del helipuerto, con un coste de unos 200.000 euros (faltan las señales de balizamiento, las vallas de seguridad perimetral y la manga de viento). «Si no existen complicaciones el helipuerto debería de ponerse en funcionamiento durante el primer semestre de 2020, pero no se puede asegurar que sea así, ya que los trámites de autorización de los helipuertos son muy complicados».

Compartir el artículo

stats