Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La media hora de atasco de cada mañana en el PAU 1

Las obras de canalización que comenzaron este verano debajo del Puente Rojo complican a diario la salida del PAU 1 hacia el centro y los colegios del barrio de San Blas

El acceso a los colegios del barrio de San Blas se ha convertido este inicio de curso en su suplicio para los cientos de familias que tienen su domicilio en el PAU 1, porque se ven obligados a compartir un único itinerario al mismo tiempo, entre las 8 y las 9 de cada mañana, a consecuencia de las obras de canalización que empezaron este verano debajo del Puente Rojo de la Gran Vía.

Varios afectados coinciden en señalar que cada mañana pasan media hora atascados hasta que consiguen dejar a los niños en los colegios, lo que les obliga a un tiempo a restar esa media hora del sueño a sus hijos y a tratar de conseguir que se acuesten antes para que la situación no acabe afectándoles en su rendimiento académico.

Un padre que prefiere guardar el anonimato se queja de que las obras prácticamente empezaron los últimos días del verano con el regreso a las aulas a la vuelta de la esquina, en lugar de haber aprovechado para al obra todo el tiempo durante el que los niños estaban de vacaciones.

La desesperación diario es tal que algunos de los afectados opta por contravenir las señales de tráfico y decide utilizar uno de los carriles de ida desde el PAU 1 hacia el centro y que efectúa una especie de rotonda en curva, pese al peligro que conlleva. Entre los que prefieren no exponerse apuntan asimismo que este carril retranqueado sería una posible solución al colapso diario, siempre que se balice convenientemente para que no haya conflicto con los otros dos carriles que se dirigen al PAU en sentido contrario.

Cortes

Las obras, cuya ejecución está previsto que se prologuen hasta mediados del próximo mes de octubre, han obligado a cortar todos los accesos por debajo del Puente Rojo de la Gran Vía hacia Ausó y Monzó, en dirección al barrio de San Blas, así como hacia el centro.

Las familias dicen sentirse incomunicadas y sostienen que la única opción con la que cuentan es la de dirigirse hacia la prolongación de la Vía Parque, por detrás, para acceder a la zona escolar del barrio de San Blas pasando por delante del edificio de la Cruz Roja y hacia Gran Vía hasta alcanzar, en este caso, el colegio Salesianos Don Bosco, de los más afectados.

El atasco se prolonga hasta el parque Juan Pablo Segundo y los afectados afirman que tardan media hora en cubrir los últimos 600 metros de este recorrido a diario.

El Ayuntamiento afirma que busca una alternativa

Desde el Ayuntamiento aseguran, a preguntas de este diario, que están buscando alternativas viables al recorrido que se ven obligados a realizar a diario las familias y vecinos del PAU 1 en sus vehículos particulares, para acceder a los centros de trabajo tanto al centro como a la zona escolar del barrio de San Blas, donde muchos de ellos escolarizan a sus hijos. La previsión que maneja el Ayuntamiento apunta a que estas obras se van a prolongar al menos hasta el próximo día 10 de octubre, por lo que se va a tratar de buscar una alternativa con los técnicos de tráfico y la sala de control semafórico que minimice las molestias en lo posible. Añaden que también se realiza una coordinación policial en los accesos y salidas de los colegios.

El Ayuntamiento afirma que busca una alternativa

Desde el Ayuntamiento aseguran, a preguntas de este diario, que están buscando alternativas viables al recorrido que se ven obligados a realizar a diario las familias y vecinos del PAU 1 en sus vehículos particulares, para acceder a los centros de trabajo tanto al centro como a la zona escolar del barrio de San Blas, donde muchos de ellos escolarizan a sus hijos. La previsión que maneja el Ayuntamiento apunta a que estas obras se van a prolongar al menos hasta el próximo día 10 de octubre, por lo que se va a tratar de buscar una alternativa con los técnicos de tráfico y la sala de control semafórico que minimice las molestias en lo posible. Añaden que también se realiza una coordinación policial en los accesos y salidas de los colegios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats